Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chávez y Morales intentan 'incendiar' la cumbre del clima y culpan al capitalismo del cambio climático

El presidente de Venezuela denuncia que la negociación es el reflejo de "una dictadura imperial". El boliviano reclama "un tribunal de justicia climática" para evitar un "holocausto climático"

La llegada de los presidentes a la Cumbre del Clima arrancó este miércoles con los discursos acalorados de Hugo Chávez y Evo Morales, que han cargado contra el capitalismo como única forma de frenar el cambio climático. Chávez ha afirmado ante el plenario que la negociación era una farsa impuesta por los países ricos: "En este planeta vivimos una dictadura imperial. ¡Abajo la dictadura imperial y que vivan los pueblos y la democracia en este planeta! Hay un grupo de países que se creen superiores a nosotros los del sur, los del tercer mundo, los subdesarrollados, los arrollados", ha declarado, en relación a la protesta de los países en desarrollo, que antes habían denunciado que la presidencia danesa de la cumbre actúa contra sus intereses y que, al intentar acelerar el proceso con un nuevo borrador elaborado por Dinamarca, socava la transparencia y democracia de la cumbre.

"Los ricos están destruyendo el planeta. Será que tiene planes para irse a otro", ha afirmado Chávez con su habitual estilo y ha preguntado por el borrador preparado por la presidencia: "He pedido el texto. Pero es top secret. No es democrático ni inclusivo", es "un texto que viene de la nada que no aceptaremos ningún texto que no venga de los grupos de trabajo, que son los textos legítimos que se han estado negociando estos dos años".

"Un fantasma recorre Copenhague", ha añadido, parafraseando al "gran Karl Marx"- "y ese fantasma anda en silencio por esta sala: el capitalismo". Chávez se ha apropiado de dos de los lemas ecologistas en estas negociaciones: "No cambiemos el clima, sino el sistema". "El capitalismo está amenazando con acabar con la vida. Si el clima fuera un banco ya lo habrían salvado".

El presidente de Venezuela también ha cargado contra Obama: "Recibió el Premio Nobel de la Paz el mismo día que envió 30.000 soldados a matar inocentes a Afganistán" y se ha extendido sobre las desigualdades sociales en el planeta. Chávez ha excedido con mucho el tiempo de tres minutos que en principio tienen asignados los presidentes.

El discurso ha sido similar al del presidente boliviano, Evo Morales, que ha afirmado que "la causa del cambio climático es el sistema capitalista. "Si queremos solucionarlo tenemos que acabar con el sistema capitalista", ha declarado ante la prensa, antes de pedir un "tribunal de justicia climática para juzgar a países" que emitan demasiado. Sólo así, ha dicho, se puede "evitar que África sufra un holocausto climático".