Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gabilondo: "No se puede utilizar el castellano como arma arrojadiza"

El ministro de Educación planea la mejora del conocimiento del español y las lenguas cooficiales como parte del pacto educativo

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, rechaza emplear la cuestión lingüística como arma política en la negociación por el Pacto Educativo. Considera que "el conocimiento del castellano no es un problema prioritario" en el panorama de la Educación en España. "No hay que utilizarlo como arma arrojadiza. El fin de un idioma no es ese", ha dicho. "Hay que "amarlo y usarlo bien", ha señalado Gabilondo esta mañana durante una entrevista en la Cadena Ser.

"Podemos hablarlo con toda tranquilidad pero no hacer de ello un debate ideológico", ha afirmado. Gabilondo responde así al Partido Popualr por haber convertido la cuestión del conocimiento del castellano en algunas autonomías en un punto fundamental para apoyar o no el Pacto de Estado por la Educación que propone el Gobierno socialista. El ministro ha añadido que se está haciendo un estudio sobre el conocimiento del castellano en toda España: "a lo mejor nos llevamos algunas sorpresas al respecto".

En una entrevista en la que ha respondido a las preguntas de los oyentes, el titular de Educación se ha mostrado partidario del consenso. "Tenemos que buscar una salida en común. El espíritu es de un pacto constitucional, la Constitución habla del deber de conocer el castellano y del derecho a usarlo", ha subrayado, en respuestas a las preguntas enviadas por los oyentes. "Todo lo que haremos es cuidar el castellano sin enfrentarlo a otras lenguas, vamos a hacer una convivencia lingüística, tenemos que garantizar el conocimiento y uso perfecto de ambas lenguas".

En cualquier caso, considera que el conocimiento del castellano es bueno. "Vamos a ver cuál es el grado de conocimientos de la lengua en cada comunidad. Se conoce bien el castellano en todas las provincias con otras lenguas. No hay que introducir nuevos problemas." Y ha puesto un ejemplo: "Las normas sin más no cambian la realidad. Un estudiante que termina tiene conocer perfectamente el castellano y el catalán", ha señalado Gabilondo.

El sentido del pacto

Habituado a desgranar el significado de las palabras, Gabilondo ha abundado en el término confianza. "Es importante a la hora de pactar". "Un pacto es primero es un gesto de confianza, pero confianza no significa estar en la inopia y desconocer los problemas, tampoco ingenuidad...". "En este sentido... concesión es la palabra que todo el mundo teme porque creen que es rendición".

Luego se ha detenido en el significado de pacto: "Un pacto no es esgrimir todas las convicciones... lo que hay que hacer es hacer compatibles todas esas". "Pacto no es que pongamos al lado lo que pensamos, sino que lo pongamos en común". Con todo, ha destacado que "si hay algo innegociable es la equidad del modo educativo" y que "el pacto no es una rendición pero tampoco una victoria de unos u otros".