Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El debate nuclear

Industria cifra en trece los municipios candidatos a acoger el silo nuclear

Un pueblo de Segovia niega haber efectuado la solicitud y otro de la misma provincia que aparece en el listado oficial anunció el lunes su retirada de la carrera por albergar el ATC

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha recibido trece candidaturas de municipios interesados en albergar el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos radiactivos, según ha informado este miércoles el departamento que dirige Miguel Sebastián en un comunicado. Las localidades pertenecen a cinco comunidades autónomas distintas (Extremadura, Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana). Se trata de Albalá (Cáceres); Ascó (Tarragona); Campo de San Pedro (Segovia); Congosto de Valdavia (Palencia); Lomas de Campos (Palencia); Melgar de Arriba (Valladolid); Santervás de Campos (Valladolid); Santiuste de San Juan Bautista (Segovia); Torrubia de Soria (Soria); Yebra (Guadalajara); Villar de Cañas (Cuenca); Villar del Pozo (Ciudad Real) y Zarra (Valencia).

Un pueblo de Segovia (Campo de San Pedro) y otro de Palencia (Lomas de Campos) se unen a los municipios que hasta el viernes pasado habían anunciado su candidatura. Sin embargo, el alcalde de Campo de San Pedro, el socialista José Antonio Martín, ha asegurado que el Ayuntamiento no ha presentado ninguna solicitud por la presión vecinal. Además, en la lista de Industria figura Santiuste de San Juan Bautista, también en Segovia, a pesar de que el lunes el Ayuntamiento decidió por unanimidad anular dicha candidatura.

El alcalde de la localidad vallisoletana de Melgar de Abajo, Fabián Zacarías Rodríguez, negó el pasado sábado que su municipio, tal como se informó, hubiera presentado solicitud alguna.

Sorpresa en Lomas de Campos

Los vecinos del pueblo palentino de Lomas de Campos han recibido con sorpresa la noticia de la candidatura de este pequeño municipio de 52 habitantes. Muchos de ellos se han enterado por los medios de comunicación de que su alcalde, Andrés Antolín Castrillo (PP), ha presentado la solicitud para albergar el cementerio nuclear y han expresado su "malestar" porque "el pueblo no ha sido informado". Según el alcalde, la solicitud se envío por correo ordinario el pasado viernes y "no sabíamos si se iba a admitir o estábamos fuera de plazo".

Como todos los municipios con menos de cien habitantes, Lomas de Campos se rige por Concejo Abierto, es decir, que todos los habitantes del pueblo con derecho a voto pueden participar en los plenos. En este caso, el pleno se celebrará después de haberse presentado la solicitud al Ministerio de Industria, posiblemente el próximo miércoles, según ha avanzado Castrillo.

Una inversión de 700 millones de euros

En los próximos días, Industria publicará un listado con los pueblos admitidos y los excluidos. Las localidades que queden fuera, tienen un plazo de diez días para formular las alegaciones oportunas o subsanar, si los hubiera, defectos en sus solicitudes. Una vez resuelto este trámite, se publicará la lista definitiva. Una comisión interministerial estudiará los terrenos propuestos y elaborará un informe que remitirá al Gobierno, que debe tomar la decisión final sobre el emplazamiento del ATC en el Consejo de Ministros.

La adjudicación del Almacén Temporal Centralizado, que recibirá los residuos radiactivos de las centrales nucleares españolas, y del centro tecnológico asociado supondrá una inversión de 700 millones de euros y la creación de hasta 500 empleos, según Industria. Además, el Ayuntamiento del municipio donde finalmente se ubique percibirá seis millones de euros al año de forma directa.

En diciembre de 2004, la comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso aprobó por unanimidad una resolución que instaba al Gobierno a construir el Almacén Temporal Centralizado.

Actualmente, cada central nuclear guarda sus propios residuos, pero la vuelta de los de Vandellòs I enviados a Francia tras el cierre de la planta en 1989, prevista para 2011, el cierre de Garoña y la saturación de las piscinas en las que se albergan en las centrales apremia la búsqueda de un emplazamiento para un periodo de 60 años.