Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU justifica la actuación de la OMS en la nueva gripe

El coordinador de la ONU para la gripe, David Nabarro , defendió ayer la actuación en 2009 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante la pandemia causada por el virus H1N1, después de que se la haya acusado de exagerar la gravedad del peligro que representaba.

Las palabras de Nabarro se adelantan al resultado del comité de expertos reunidos por la OMS para analizar su tarea, sobre todo después de las acusaciones de que había exagerado y de que había actuado impulsada por los intereses de las grandes farmacéuticas. Precisamente el presidente de la comisión de la gripe de la OMS, el australiano John Mackenzie, descartó que hubieran existido esos contactos entre ninguno de los 15 miembros de la comisión y los laboratorios. De todas maneras, ayer por la noche el comité creado expresamente para discutir el asunto no se había pronunciado.

"Nos encontramos en una situación en la que contábamos con información limitada sobre su epidemiología y no podíamos en ningún momento hacer predicciones con total seguridad sobre la evolución de los acontecimientos",

dijo Nabarro en una conferencia de prensa en Naciones Unidas. Afirmó que "los que trabajamos en este campo nos sentimos aliviados de que esta pandemia no se convirtiera en una causa de innumerables muerte".

"Pese a ello, todavía afecta a comunidades en Africa y no sabremos, hasta que se extinga, si hay la posibilidad de que la situación vuelva o empeore", resaltó. Al mismo tiempo, Nabarro llamó la atención sobre el hecho de que la también llamada gripe A ha sido "particularmente desagradable" para ciertos segmentos de la sociedad, como los jóvenes y las embarazadas. "En resumen, diría que la OMS hizo lo que era necesario como agencia de la ONU responsable en esta materia", agregó.

Sobre la posible influencia de la industria farmacéutica sobre la OMS, el especialista británico señaló que esta agencia de la ONU tiene que mantener un diálogo con los fabricantes de medicamentos para garantizar el acceso a vacunas. "Lo que puedo decir es que necesitábamos muchísimo los contactos con las farmacéuticas, porque, de ello, dependía tener acceso a las vacunas", agregó.

Nabarro señaló que la respuesta de la comunidad internacional al desafío planteado por el virus H1N1 será uno de los asuntos que se debatirá en la conferencia ministerial sobre animales y pandemias de gripe, que se celebrará los próximos 20 y 21 de abril en Hanoi.

Una de las metas del encuentro es formalizar los mecanismos de cooperación entre países e instituciones internacionales durante la crisis del año pasado y la causada por la gripe aviar en 2005.

Al respecto, destacó la necesidad de fortalecer las medidas necesarias para prevenir que las condiciones en que se crían las aves de corral o el ganado sean fuentes de propagación de nuevos virus.

Naciones Unidas calcula que el 75% de las nuevas enfermedades que padece la humanidad tienen procedencia animal, mientras que cada año aparecen nuevas dolencias entre los animales que pueden llegar a contagiar al ser humano.

La globalización, el aumento de la presencia humana en los bosques tropicales vírgenes y los efectos del cambio climático en el hábitat de los animales son factores que pueden aumentar la incidencia y expansión de las nuevas enfermedades, según el organismo mundial.