Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Abrir las noticias a comentarios es insultante, hay que consultar al público mientras se elaboran"

El periodista y bloguero Jeff Jarvis habla del éxito de Google y del fracaso de todos los demás

El 11 de septiembre, Jeff Jarvis estaba cerca del World Trade Center cuando la torre norte fue atacada. En lugar de salir pitando, Jarvis sacó la libreta y se puso a hablar con la gente. Cuando el segundo avión impactó en la torre sur, él estaba peligrosamente cerca. Desde ese día, Jarvis, un experimentado periodista, empezó a escribir un blog que hoy está entre los más leídos del mundo: Buzzmachine.com. A sus 55 años siempre va con una cámara en el bolsillo, por si las moscas. El que fuera editor de Entertainment Weekly dice que está viviendo una segunda juventud desde que se entregó a Internet. Este mes ha salido a la venta en español su libro Y Google, ¿cómo lo haría? (Gestión 2000/ Planeta ) en el que analiza el éxito del gigante informático y por qué el resto del planeta no se atreve a tomar nota de su éxito. Jarvis responde al teléfono desde Nueva York.

Pregunta: ¿Por qué saca usted un libro con estas ideas en lugar de vendérselas al mejor postor?

Respuesta: Como dice un amigo que es profesor: nunca se pierde regalando una idea. Si la vendiera a una sola empresa sólo obtendría ese beneficio. Si se la cuento a todos, me invitarán a dar charlas, viajaré, iré a sitios nuevos... Ser abierto aporta muchos más beneficios.

P: Usted alaba Internet, pero ha publicado su libro a la vieja usanza, en papel y con una editorial.

R: Bueno, eso es porque el editor me ha pagado y mi hijo empieza la universidad el año que viene. Además, casi todo el contenido está disponible en la red.

P. Usted receta apertura al resto, por ejemplo a la prensa, a la que no recomienda cobrar por sus contenidos.

R. Es que siempre habrá un competidor que ofrezca lo mismo gratis. Las noticias son información, forman parte de nuestras conversaciones, por eso están en Google, Twitter, Facebook... No hay que poner barreras y mermar tu mercado, sino expandirlo.

P. ¿Su libro trata sobre Google?

R. No, es sobre el cambio de la era industrial, en el que se vendía escasez, a la era digital, en el que se buscan oportunidades. Usando el ejemplo de los periódicos: antes vendían un número limitado de periódicos, ahora lo que deben hacer es buscar formas de establecer relaciones con los sujetos, y cuantas más mejor. No tienen más remedio que poner su imperio boca abajo y construirlo de nuevo. Si no, algún chaval lo hará y te robará el mercado.

P. Si el ejemplo está ahí fuera y solo hay que seguirlo, ¿por qué no se generaliza?

R. Ante el cambio hay dos respuestas: intentar pararlo o lanzarse a buscar oportunidades. Al principio pensé que las empresas se lanzarían al cambio, pero me he dado cuenta de que no sucede porque es demasiado doloroso. ¿Cómo va a competir The Washington Post , con 2.000 empleados, con un nuevo portal con 24 empleados? El cambio es duro. Yo tengo 55 años y estoy viviendo una segunda juventud. Pero al principio lo desconocido da miedo. Intentar resistirse es normal, pero en vano. Si uno tiene un imperio rico, lo natural es querer protegerlo, pero esa no es la estrategia de futuro. Hay que intentar encontrar la forma. ¿Quién lo logrará? ¿Los actuales medios de comunicación o los emprendedores? Yo creo que los emprendedores.

P. ¿Qué ha aprendido de su 'blog'?

R. Me ha enseñado a mirar a los medios de una nueva forma. A ser colaborador y abierto. Es una nueva ética y me abrió los ojos.

P. ¿Algún consejo al resto?

R. Los periodistas tienen que preguntarse ¿cómo puedo aportar valor a esta noticia? Reescribiendo lo que sabe todo el mundo desde luego que no. Hay una gran frase que resume el espíritu: Haz lo que mejor sepas hacer y enlaza el resto.

P. ¿Hay alguien que lo esté haciendo bien?

R. Me viene un ejemplo a la cabeza: hay compañías aéreas que han empezado a informar a los pasajeros de dónde procede el avión que están esperando en lugar de ocultárselo. A la gente le gusta tener toda la información y eso mejora la relación con la compañía. También hay portales de noticias que lo hacen: preguntan a los lectores qué saben sobre tal o cual noticia.

P. O que las abren a comentarios.

R. El problema de abrir las noticias a comentarios es que es una estructura insultante para el público. Es como decirles: no quiero saber tu opinión hasta que termine mi trabajo. Hay que abrir el proceso mucho antes, mientras se está preparando la noticia.

P. Eso suena complicado.

R. Pero es más respetuoso con el público.

P. ¿Qué opina de las acusaciones de monopolio hacia Google?

R. Que hay mucha gente celosa. Murdoch [propietario de News Corporation] considera que le están robando contenidos, cuando en realidad Google le está regalando lectores. Lo que tendría que hacer es aprovechar esa oportunidad. Google no es el problema, es el modelo a seguir.