Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi la mitad de los alumnos de religión justifica el aborto

Un tercio de los estudiantes y una de cada cuatro familias considera esta asignatura un anacronismo

El rechazo al aborto entre el alumnado que estudia Religión Católica ha caído notablemente en una década. Hoy el 45% lo justifica, el 28% no lo justifica y al resto, el 26%, le resulta indiferente. Así se desprende de la radiografía de los protagonistas de la clase de religión (alumnos, profesores y familias) que ha presentado la Fundación SM hoy en Madrid.

La pregunta formulada a los alumnos de Secundaria y Bachillerato (no a los críos de Primaria, progenitores ni docentes) es, de todos modos, bastante enrevesada. Se les pedía el grado de acuerdo con la frase "el aborto no tiene justificación": el 45% está en desacuerdo y el 28% de acuerdo. La encuesta es previa a la última reforma del aborto.

Hace 10 años, el 60% de los alumnos de esa materia rechazaba la interrupción voluntaria del embarazo, según una encuesta de la Conferencia Episcopal mencionada por Carlos Esteban, autor del estudio de SM.

Casi la mitad de los estudiantes encuestados por SM también justifica la eutanasia mientras que el 21% la rechaza. Para el 60% "la homosexualidad no es ningún problema" frente al 20% que opina que sí. Para el 62% "los inmigrantes tienen tantos derechos como los nacidos aquí".

Uno de los datos más llamativos de la radiografía es que un tercio de los alumnos y una de cada cuatro familias considera la asignatura de religión como algo anacrónico, como "un privilegio de la Iglesia católica propio de tiempos pasados".

Cinco millones y medio de niños y adolescentes (el 72% del alumnado) da clase de Religión Católica, una asignatura optativa y evaluable.