Tres científicos referentes en la lucha contra el dolor, Príncipe de Asturias de Investigación

Los bioquímicos David Julius, Linda Watkins y Baruch Minke han identificado "dianas moleculares" que abren "vías esperanzadoras" para el tratamiento de diferentes tipos de dolor, sobre todo del crónico

EL PAÍS Madrid 2 JUN 2010 - 11:34 CET

Los bioquímicos estadounidenses David Julius y Linda Watkins, y el israelí Baruch Minke, reconocidos por sus estudios innovadores sobre el dolor, han obtenido el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, que se ha fallado este mediodía en Oviedo. El jurado señala que los galardonados "han realizado descubrimientos que en conjunto permiten una comprensión más profunda de las bases celulares y moleculares de las diferentes sensaciones, en especial de la del dolor". El fallo afirma que sus investigaciones "identifican dianas moleculares a las que dirigir una nueva generación de medicamentos específicos para el tratamiento selectivo de diferentes tipos de dolor, especialmente del crónico". Esto abre "vías esperanzadoras" para paliar un mal que afecta a la calidad de vida de millones de personas.

Los galardonados, cuya candidatura conjunta ya optó en la edición del pasado año a este mismo premio, se han impuesto en las últimas votaciones a los otros dos finalistas, el genetista Fred H. Gage y la microbióloga Rita Colwell.

David Julius, profesor del Departamento de Fisiología de la Universidad de California-San Francisco, está considerado como el pionero en el análisis molecular de los nociceptores. Según explica la Fundación Príncipe de Asturias, sus trabajos prueban "la existencia del nociceptor como un subtipo de neurona sensorial que responde a un amplio espectro de estímulos físicos o químicos de intensidad suficiente para causar dolor". Ha identificado el canal TRPV1 como receptor neuronal de estímulos nocivos, "un hallazgo importante para el tratamiento del dolor crónico, los síndromes inflamatorios neurógenos y los asociados a la artritis, el cáncer o el asma".

Baruch Minke, profesor del Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad Hebrea de Jerusalén, ha sido el primero en identificar "los canales TRP, componentes fundamentales de los sensores biológicos, implicados en la percepción del dolor", entre otras sensaciones.

Linda Watkins, profesora del Departamento de Psicología y del Centro de Neurociencia de la Universidad de Colorado-Boulder, ha descubierto un nuevo agente del dolor, las células nerviosas no neuronales, denominadas células gliales, claves en los estados de dolor patológico y en los que se producen después de una lesión nerviosa. "Sus investigaciones han sido fundamentales en el estudio de las causas por las que algunos tratamientos analgésicos actuales, actuando exclusivamente sobre las neuronas, no consiguen atenuar con éxito el dolor", según la Fundación Príncipe de Asturias.

El galardón, dotado con 50.000 euros y la reproducción de una estatuilla diseñada por Joan Miró, es el cuarto que se falla este año tras el de Comunicación y Humanidades, que recayó en los sociólogos Alain Touraine y Zygmunt Bauman; el de Artes, para el escultor estadounidense Richard Serra; y el de Ciencias Sociales, que distinguió al equipo arqueológico de los Guerreros y Caballos de Terracota de Xian.

En los últimos años han sido distinguidos con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica los pioneros en el desarrollo de Internet Lawrence Roberts, Robert Kahn, Vinton Cerf y Tim Berners-Lee; la etóloga Jane Goodall; el neurólogo Antonio Damasio y los ingenieros Raymond Samuel Tomlinson y Martin Cooper, que lo obtuvieron en 2009 por su aportación al desarrollo del correo electrónico y de la telefonía móvil.

Los galardones serán entregados en otoño en Oviedo, en un acto presidido por el Príncipe de Asturias.

Otras noticias

De izquierda a derecha, David Julius, Linda Watkins y Baruch Minke / EFE

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana