Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La natalidad en España cae un 5% tras una década al alza

El número de bodas civiles supera por primera vez al de religiosas.- En 2009 se celebraron casi un 11% menos de matrimonios

Los españoles pasan cada vez menos por la vicaría. Por primera vez desde que a finales de los años setenta del siglo XX se legalizaran los matrimonios civiles, el número de estos enlaces (94.993) supera al de los religiosos (80.959, de los que 80.174 han sido por el rito católico). Son datos provisionales para 2009 -los últimos disponibles-, publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) . Además, la gente se casa menos (un 11% menos) y la natalidad ha caído por primera vez en España tras una década de crecimiento constante: el descalabro ha sido del 5%. En 2008 había alcanzado su punto más alto en 20 años.

La tasa de natalidad bajó hasta los 10,73 nacidos por cada mil habitantes y los nacimientos de madre de nacionalidad extranjera también disminuyeron (un 6,0%); representan el 20,6% total, indica el INE en su informe anual sobre Movimiento Natural de la Población e Indicadores Demográficos Básicos.

Una de las primeras conclusiones que se pueden sacar de estos datos es que no ha servido para incentivar la natalidad el controvertido cheque bebé (la ayuda de 2.500 euros por cada nuevo nacimiento, lanzada a finales de 2007 por el Gobierno, y que desaparecerá en 2011).

"El descenso en el número de nacimientos en España fue resultado del efecto combinado de una reducción progresiva del número de mujeres en edad fértil y de una menor fecundidad. De hecho, el Indicador Coyuntural de la Fecundidad (o número medio de hijos por mujer) disminuyó hasta el 1,40, desde el 1,46 registrado en 2008", señala el organismo.

Además, indica la nota, el frenazo de la natalidad ha reducido el crecimiento natural de la población de España en el año 2009. Así, el saldo vegetativo (diferencia entre el número de nacimientos y defunciones) fue de 109.445. Esta cifra es sensiblemente inferior a la observada en 2008, año en el que se alcanzó el máximo crecimiento vegetativo desde 1985.

Menos mortalidad

En cuanto a la mortalidad, en el año 2009 se registraron 383.486 fallecimientos, un 0,7% menos que en 2008, lo que sitúa la tasa bruta de mortalidad en 8,35 fallecidos por cada mil habitantes, frente a los 8,43 del año 2008. El número de fallecimientos de ciudadanos extranjeros fue de 10.542, lo que supuso el 2,7% del total, a pesar de representar más del 12% de la población residente.

Siete de cada 10 de estos fallecimientos correspondieron a nacionales de países miembros de la Unión Europea, que son los extranjeros residentes en España con edades medias más avanzadas. Por países, destacaron Reino Unido y Alemania, cuyos ciudadanos fallecidos representaron el 23,5% y el 12,9% del total, respectivamente. Por otra parte seis comunidades autónomas registraron más defunciones que nacimientos (Galicia, Castilla y León, Asturias, Aragón, Cantabria y Extremadura).

Matrimonios homosexuales

La reducción del número de matrimonios (casi un 11% menos) también ha sido un fenómeno común a la mayoría de comunidades autónomas en el año 2009. De hecho, la tasa de nupcialidad sólo se incrementó respecto a 2008 en Castilla y León, Extremadura, Illes Balears y Principado de Asturias, así como en la ciudad autónoma de Ceuta.

El INE señala en cambio que crece el número de uniones entre personas del mismo sexo: fueron 3.412, con un incremento de 218 respecto al año 2008. En 2.212 de estas uniones ambos cónyuges eran varones y en 1.200 eran mujeres. Este tipo de matrimonios se legalizaron en España en 2005.

En 36.715 matrimonios entre personas de distinto sexo al menos uno de los cónyuges era extranjero, un 21,3% del total. El 46,8% de estos matrimonios se celebró entre varones españoles y mujeres extranjeras y el 32,1% entre mujeres españolas y varones extranjeros En el 21,1% de los casos, ambos cónyuges eran extranjeros.