Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

200 piezas originales de Atapuerca en un nuevo museo

Burgos inaugura un centro dedicado a la evolución humana con muestras de arqueología y paleontología

Un total de 200 fósiles originales recuperados en los yacimientos de Atapuerca, incluido el famoso Cráneo Nº 5, Miguelón, de hace casi 500.000 años, se exponen en el nuevo Museo de la Evolución Humana que ha abierto hoy sus puertas en Burgos. El centro está dedicado a la historia de la especie y su entorno, apoyándose en los testimonios que ofrecen la arqueología y la paleontología, con especial referencia a la cercana Sierra de Atapuerca y sus ricos yacimientos. A la inauguración, presidida por la Reina Sofía, han asistido precisamente los tres codirectores científicos de las excavaciones: Juan luis Arsuaga, Eudald Carbonell y José María Bermúdez de Castro. El museo, junto al Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana y las excavaciones de Atapuerca, convierten a Burgos en "sede del sistema de lugares y equipamientos más completo del mundo sobre evolución humana", ha comentado, por su parte, el Presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

El edifico del nuevo museo, obra del arquitecto Juan Navarro Baldeweg, tiene una superficie de 15.000 metros cuadrados y está dividido en cuatro plantas, una de ellas dedicada a Atapuerca, con maquetas y reproducciones de los yacimientos concretos del conjunto, así como módulos audiovisuales que complementan las exhibiciones.

Las plantas superiores del museo presentan reproducciones de homínidos, así como un sección dedicada al cerebro humano y su funcionamiento. También se exhibe una reproducción del Beagle, el buque británico capitaneado por Robert Fitz Roy en el que Charles Darwin cumplió el célebre viaje que inspiró su Teoría de la Evolución. Una sección está dedicada al científico y Premio Nobel Santiago Ramón y Cajal. El arte rupestre está representado por varias maquetas y una sala de proyección sobre los ecosistemas completan las exhibiciones.

El nuevo centro está diseñado con la idea de que sea un museo "de los sentidos" que la especie humana "se dedica a sí misma", ha dicho su director, Javier Vicente. Además de exponer las piezas de Atapuerca y centrarse en la divulgación de la evolución, la institución nace con el reto de promover la reflexión acerca del futuro del hombre y su entorno.

Más información

  • Burgos inaugura un centro dedicado a la evolución humana con muestras de arqueología y paleontología