Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laura Dekker, la niña navegante holandesa, empieza su vuelta al mundo

La menor y su padre se dirigen a Portugal en la primera escala de un viaje de dos años.- Quiere ser la más joven en circunnavegar la tierra en solitario

El sueño de Laura Dekker empieza a hacerse realidad. La menor holandesa, de 14 años, ha puesto esta mañana rumbo a Portugal a bordo de su barco, Guppy. Es lo que podría denominarse etapa prólogo de su viaje en solitario alrededor del mundo, que la tendrá dos años en el mar. La acompañaba su padre, que bogará con ella hasta las Islas Canarias. De mantenerse el plan trazado, allí esperarán a que concluya la temporada de huracanes del Atlántico. Hacia diciembre, se despedirán para que pueda iniciar la travesía. Si lo logra, dentro de unos dos años se habrá convertido en la navegante más joven en circunnavegar la tierra, honor que ostenta desde septiembre la australiana Jessica Watson. De momento, Dekker ha firmado ya un contrato exclusivo para que la filme una productora holandesa. También proyecta escribir un libro para el que ya han mostrado interés en Australia, Estados Unidos, Alemania y Reino Unido.

La partida ha sido seguida con gran interés por otras embarcaciones, que la han arropado en el puerto de Den Osse, en Zelanda, al oeste del país. Laura parecía feliz y aliviada. Hace sólo una semana, el viaje estaba en el aire y su caso bajo la supervisión de los servicios de protección del menor. La opinión de sus responsables estaba dividida entre partidarios de retenerla un año más, o bien dejarla marchar. La luz verde la dieron al final los tribunales, que dejaron el viaje en manos de los padres. Ambos la apoyaban, y no hubo más retrasos. Sí se le impuso a la adolescente que hiciera un curso intensivo de salvamento en alta mar y la mejora en sus estudios. También fue analizada por psicólogos para ver si soportaría la soledad y rigores del mar. Este extremo fue muy criticado por su madre, que llegó a cambiar de opinión con respecto al viaje mismo. "Me da tanto miedo como a cualquier otra madre, pero la han tratado como si fuera una delincuente. Sólo quiere navegar", dijo. Los Dekker están divorciados, y Laura vive con su padre. Navegante aficionado a su vez, él siempre ha estado de su parte.

El caso de Laura Dekker ha levantado gran polémica porque cuestiona la necesidad de alentar sueños peligrosos en menores de edad. La chica quiere batir un récord en el mar. Para conseguirlo, debe regresar a Holanda a los 16 años. De ese modo, vencerá a la australiana Jessica Watson, que dio también la vuelta al mundo y atracó el pasado septiembre en Sydney. Tenía 16 años y 362 días.