Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se desprende de Groenlandia el iceberg más grande desde 1962

La isla de hielo se desgajó del glaciar de Petermann, en el circulo polar ártico, el pasado jueves y tiene dos veces y media la superficie de la ciudad de Barcelona.- Si se desplaza hacia el sur, podría provocar problemas a la navegación

El glaciar de Petermann, en el que el pasado jueves se desprendió un trozo de hielo de 260 kilómetros cuadrados, en una fotografía de archivo de julio de 2009. En la imagen, científicos de un proyecto en colaboración de Greenpeace recorren en kayak una de las masas de agua líquida del glaciar. REUTERS

Una isla de hielo con una superficie equivalente a dos veces y media la ciudad de Barcelona se ha separado del glaciar de Petermann , uno de los dos principales de Groenlandia. El desprendimiento de hielo, que sucedió el pasado jueves y fue descubierto por el Servicio de Hielo Canadiense, es el mayor desde 1962 y se dirige hacia el estrecho de Nares, a unos 1.000 kilómetros al sur del Polo Norte, entre Groenlandia y Canadá.

El desprendimiento era un acontecimiento relativamente previsto, ya que el glaciar había crecido de manera significativa en los últimos siete u ocho años, aunque no se esperaba que el iceberg generado fuera tan grande. Los expertos estarán ahora alerta para ver si isla de hielo llega a tierra, se rompe en trozos más pequeños o se mueve hacia el sur, donde podría provocar problemas en las rutas marítimas, según ha indicado Andreas Muenchow, profesor de Ciencias del Mar e Ingeniería en la Universidad de Delaware e investigador en la zona donde sucedió el desprendimiento.

El iceberg mide 260 kilómetros cuadrados y su grosor es de casi la mitad del rascacielos neoyorquino Empire State, de 102 pisos, ha explicado Muenchow. "El agua dulce que contiene esta isla de hielo podría mantener el caudal de los ríos Delaware o Hudson por más de dos años" y "podría también proveer a todos los grifos públicos estadounidenses de agua por 120 días", ha añadido el experto.

Según Muenchow, es difícil saber si el evento se debe al calentamiento global porque solo hay registros del agua salada alrededor del glaciar desde 2003. El flujo de agua salada bajo los glaciares es una de las principales causas de los desprendimientos de hielo de Groenlanda. "Nadie puede decir que esto haya sido causado por el calentamiento global. Pero tampoco nadie puede decir que no haya sido por ello", ha concluido.

Con todo, los datos científicos revelan que los seis primeros meses de 2010 han sido los más calurosos desde existen registros fiables. Entre los factores que explican esa subida de temperaturas se encuentra el fenómeno climático El Niño, aunque muchos científicos han insistido también en los elevados niveles de gases de efecto invernadero generados por el ser humano.