Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer y sus dos hijos, hallados muertos en su domicilio de Tarragona

Los Mossos buscan al marido de la víctima como sospechoso del triple homicidio.- La mujer pidió que se levantara la orden de alejamiento y el juez se negó

SI ESTÁ SUFRIENDO VIOLENCIA DE GÉNERO O CONOCE ALGÚN CASO: 016, número gratuito del Gobierno que no queda reflejado en la factura telefónica | El también gratuito 900 100 009 de malostratos.org | 91 441 85 55 /60 de la Federación de Separadas y Divorciadas

El fuerte hedor que todavía golpea al entrar al inmueble de la céntrica calle Reial de Tarragona ha permitido a los Mossos d'Esquara descubrir un triple asesinato de miembros de una misma familia de origen marroquí. Los agentes hallaron la pasada madrugada el cuerpo de una mujer de 26 años, en avanzado estado de descomposición y enterrada en cal viva en la bañera de su domicilio junto a los cadáveres de sus dos hijos, un niño de dos años y una niña de cinco. Los Mossos buscan desde última hora de ayer al marido de la mujer como sospechoso de los tres asesinatos. La joven había denunciado por malos tratos en varias ocasiones a su marido, sobre el que pesaba una orden de alejamiento y del que llevaba meses separada. Aunque la mujer trató de que la retiraran, el juez se negó.

De confirmarse que se trata de violencia de género, ascenderían a 57 las mujeres asesinadas

El hombre, una persona agresiva según explican varios conocidos y de nombre Abdslam, está desaparecido desde el martes pasado, el mismo día en que se vio por última vez con vida a las tres víctimas, según aseguran los vecinos. La Guardia Urbana ha confirmado que sobre él pesan varias denuncias por malos tratos y, según la cadena SER, tenía una orden de alejamiento sobre su esposa. Este extremo también lo ha confirmado el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, que ha indicado que el juez dictó dicha orden contra el hombre en otoño de 2009 y que este estaba "bajo tratamiento psiquiátrico" y sin trabajo. La mujer, informa Europa Press, pidió al juez en diciembre de 2009 que levantara la orden de alejamiento pero el magistrado denegó su petición. "El sistema falla y no siempre se pueden controlar al 100% este tipo de comportamientos", ha lamentado.

"Sabíamos que no olía a gas"

Tras guardar un minuto de silencio este mediodía frente al Ayuntamiento, el delegado de la Generalitat en el Camp de Tarragona, Xavier Sabaté, ha explicado que este caso había activado todas las alertas de la administración y que lo seguían "muy detenidamente" desde la unidad de atención a las víctimas de los Mossos d'Esquadra. Esta unidad contactaba periódicamente con ella para hacer seguimiento del caso, aunque a veces no lo lograba. A su juicio, "a veces la realidad supera cualquier prevención". "Desgraciadamente no hemos podido evitar estas muertes", ha lamentado. Los servicios sociales del Ayuntamiento también estaban trabajando en este caso, puesto que la familia pasaba por dificultades económicas. Sabaté ha añadido que ahora están utilizando todos los medios posibles en una "búsqueda exhaustiva" para dar con el principal sospechoso del crimen. Fuentes de la investigación han confirmado que esta mañana se ha hablado con el cónsul de Marruecos en Barcelona y se están vigilando las fronteras para evitar que el supuesto culpable huya, si es que aún no lo ha hecho.

"Sabíamos que no olía a gas", ha relatado José Ruiz, el portavoz de la Asociación de Vecinos del Barrio del Puerto, entidad pegada al inmueble donde ocurrió el suceso y que llamó a la policía ante el nauseabundo olor que emanaba de alguno de los pisos de ese edificio. La mirilla del 1º 3ª, donde residían las víctimas, estaba taponada con un cartón. Un vecino lo agujereó desde el exterior y, tras constatar que la vivienda era el origen de los malos olores, alertó a la Guardia Urbana local. Agentes de los Mossos se personaron en el lugar y avisaron al cuerpo de Bomberos para entrar en el domicilio de donde provenía el olor y descubrieron los tres cuerpos, si bien la muerte de los dos hijos no ha sido confirmada hasta esta mañana.

La víctima y su marido vivían en el piso desde hacía aproximadamente cuatro años, indican los vecinos. Al parecer, son naturales de Tánger y no tienen más familia en Tarragona. El pasado verano, la familia se fue de vacaciones a Marruecos y regresó del viaje con aparente normalidad. Los conocidos describen al marido, sospechoso del triple asesinato, como un hombre "muy problemático" y protagonista de varios enfrentamientos con su esposa y otros vecinos. Otro vecino asegura que la semana pasada se produjo una fuerte discusión entre la pareja y que pudo oír a los niños llorando entre ruidos y golpes provocados por una aparente pelea. "Siempre se le oía gritando y peleándose con su esposa", han lamentado. Los niños, que cursaban P-3 y primero de Primaria, no iban a clase desde el miércoles -el lunes y el martes no fueron lectivos-, y el colegio se puso en contacto con unos amigos de la familia para preguntarles si sabían si les pasaba algo o sabían algo de ellos. Aunque no obtuvieron nada en claro no hicieron ninguna otra gestión.

La consejera catalana de Acción Social y Ciudadanía, Carme Capdevila, ha condenado el triple asesinato en un comunicado, en el que asegura que se trata de una "atrocidad" que "nos muestra una vez más la brutalidad de la violencia machista que, en este caso, lleva a asesinar a la pareja e incluso a los propios hijos o hijas".

Tres mujeres muertas en una semana

De confirmarse las sospechas policiales, la fallecida sería la octava víctima por violencia de género en lo que va de año en Cataluña y la víctima 57 en toda España, tres más que en todo 2009. De las 57, 14, incluida la joven de hoy, habían denunciado a sus presuntos asesinos. De ellas, 11 tenían orden de alejamiento de vigor, entre ellas también la joven asesinada hoy. Además de los casos confirmados, Igualdad tiene tres en pendientes de confirmación. Preguntada por este caso en concreto, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha preferido ser "prudente" y ha manifestado que aún está en investigación.

En apenas una semana, han sido asesinadas tres mujeres, incluido el crimen de hoy, y dos de los agresores se han quitado la vida. El primero fue la noche del miércoles en Benejúzar (sur de Alicante), donde un hombre acabó con la vida de su esposa, de 49 años, descerrajándole varios disparos con una pistola en la casa familiar. Después, se quitó la vida. El jueves fue hallado el cadáver de una mujer, de 47 años, con varias puñaladas en el domicilio familiar de Getafe. Sobre ella yacía el cuerpo de su esposo.

Al menos 12 niños asesinados por sus padres

El Centro Reina Sofía ha contabilizado al menos nueve niños asesinados en lo que va de año en crímenes de violencia de género en seis casos hasta el mes de mayo, a los que hay que sumar al menos otros tres: la muerte de un niño de cinco años el pasado junio en Almería y los dos hermanos de hoy en Tarragona este fin de semana.Fuentes del Centro consultadas por Europa Press apuntan a que el recuento de este año puede ser aún mayor, pues faltan por computar los datos de junio a septiembre. Por su parte, fuentes del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial han señalado a este periódico que tenían registrados hasta hoy cinco casos, pero que no se tendrán datos fiables hasta final de año.

Según los datos que maneja el Ministerio de Igualdad, unos 800.000menores están siendo en España víctimas de la violencia de género que padecen sus madres. El Gobierno aprobó una partida de 1,5 millones de euros para repartir entre todas las comunidades autónomas con el fin de facilitar atención específica a estos niños. Además, conforme anunció el delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, Miguel Lorente, los servicios jurídicos de este departamento están analizando las posibilidades legales para que se retire la custodia de forma "automática" a los maltratadores en el momento en que se falle en su contra.

Más información