Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso endurece la ley antitabaco

Se prohibirá fumar en los accesos de los hospitales y en los parques infantiles

La ponencia legislativa del Congreso que ultima el borrador de la nueva ley antitabaco ha concluido hoy su reunión con importantes acuerdos que endurecen el proyecto inicial, que solo se centraba en prohibir fumar en todos los espacios públicos cerrados. Después del acuerdo sobre unas enmiendas de IU, tampoco se dejará fumar en todo el recinto de los centros sanitarios, aunque estén al aire libre -incluidos los accesos, lo que evitaría la pantalla de humo que se forma a las puertas- y de los centros educativos, salvo los campus universitarios, porque se entiende que ahí hay mayores de edad. Tampoco se podrá fumar en las áreas infantiles de los parques. En cambio, la idea de restringir el tabaco en recintos deportivos al aire libre no ha salido adelante. El propio portavoz del Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo, Rodrigo Córdoba, admite que era muy difícil de regular.

Curiosamente, en lo que no ha habido unanimidad es en el objetivo inicial de la modificación: la prohibición de fumar en todos los locales cerrados de ocio. El PP mantiene su enmienda para que estos establecimientos puedan habilitar un 30% de su espacio a fumadores. Esta proposición parece más un brindis al sol para contentar al sector hostelero, ya que no tiene ninguna posibilidad de salir adelante en el Congreso (otra cosa es lo que pueda pasar en el Senado, aunque la Cámara baja tiene siempre la última palabra) e iría en contra de la anterior ley.

También se ha hecho un duro ajuste sobre qué es un club de fumadores, para que los bares no puedan cambiar de denominación para permitir que se consuma tabaco. Se les exigirán unos estatutos y un censo de socios, pero, sobre todo, tendrán que ser lugares sin ánimo de lucro, no destinados a la venta de ningún tipo de producto y sin personal, aparte de los propios socios. También se aclara que un sitio se considerará abierto mientras no tenga más de dos paredes y techo.

CiU ha conseguido a medias que se permita vender tabaco en tiendas de conveniencia (las que tienen horarios más amplios). Solo se permitirá este comercio en las de las gasolineras.

La ley entrará en vigor el 2 de enero, para que no caiga justo en medio de las celebraciones de fin de año.