Los TAC son más eficaces para prevenir el cáncer de pulmón que los rayos X

Un estudio estadounidense detecta que las pruebas generalizadas evitan un 20% de las muertes

EMILIO DE BENITO Madrid 8 NOV 2010 - 19:49 CET

La discusión entre quienes defienden que se hagan pruebas a gran escala a la población de riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón y los que creen que estas son excesivamente caras y aportan poco tiene un nuevo elemento de juicio. Un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de EE UU ha detectado que los TAC (tomografía axial computerizada) es una prueba de imagen más eficaz para detectar los tumores incipientes que los rayos X, con el consiguiente efecto en la curación de los pacientes. En concreto, que se evita un 20% de muertes.

En el estudio participaron 53.000 personas fumadoras, que se dividieron en dos grupos iguales. A los tres años, la población que se había controlado mediante una placa de rayos X anual registró 442 defunciones; entre los otros, que se sometieron a un TAC por año (una prueba más cara y compleja) los fallecidos fueron 354.

Estos resultados serían lógicamente mejores si en vez de comparar con un grupo al que se sigue con rayos X, se hiciera con un grupo que no se somete a un cribado especial, señalan médicos del Centro de Investigaciones de Medicina Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra, que habían hecho un estudio similar (el IELCAP).

El problema es que en España ni siquiera está contemplado hacer un cribado anual a todos los fumadores y ex fumadores. La futura ley de Salud Pública prevé que se limiten, y siempre con un estudio previo de su coste y su eficacia. Si no, un ex fumador de más de 50 años debería hacerse cada año prueba de cáncer de pulmón, de colon y de próstata, por ejemplo. O, en el caso de las mujeres, de colon, pulmón, útero y mama, más otras que puedan surgir, lo que multiplicaría las pruebas. Pero los centros privados no están de acuerdo. El director del IELCAP en España, Javier Zulueta, de la Clínica de Navarra, cree que "la cuestión del coste depende de si se observa a corto o a largo plazo. Mirada a corto plazo, obviamente, es necesario hacer inversiones, no gastos, sino inversiones. Pero a largo plazo constituirá un ahorro, ya que tratar un cáncer de pulmón en estadio avanzado es mucho más costoso y menos efectivo que la detección precoz. Por tanto, si las Administraciones observasen esta cuestión a largo plazo, considerarían que invertir en estos programas constituye, sin duda, un ahorro".

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana