Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre considera "una conversación privada" las declaraciones sexuales de un tertuliano de Telemadrid

El Defensor del Menor investiga las "sonrojantes" palabras de Salvador Sostres ante menores en la cadena autonómica

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, no intervendrá en la polémica levantada por los comentarios sexuales sobre jóvenes del tertuliano del programa Alto y Claro de Telemadrid Salvador Sostres por considerarlas "una conversación privada." Quien sí ha intervenido es el Defensor del Menor de Madrid, que ha abierto un expediente a Sostres. Comentarios como que las jovencitas de 17 y 18 años están "en su punto mágico de tensión sexual", provocan, según el Defensor del Menor de Madrid, el sonrojo de "cualquiera con dos dedos de frente".

Al respecto de las palabras de Sostres se han pronunciado también PSOE y PP, que las han censurado, y el Instituto de la Mujer, que reprobado los comentarios vejatorios, públicos o privados, porque "con ellos se perpetúa la violencia de género". Sostres se ha defendido alegando que era "una conversación privada" y ha atacado a los trabajadores de Telemadrid por hacerla pública. La cadena sostiene que "no va a entrar a juzgar conversaciones efectuadas en el ámbito privado y en el ejercicio de la libertad de expresión", mientras el comité de empresa opina que no se puede seguir "pagando con dinero público a colaboradores que no respetan las mínimas normas éticas".

En declaraciones a los periodistas durante una visita esta tarde a Tarragona para apoyar a Rafael Luna, candidato del PP por esta demarcación a las elecciones catalanas, Aguirre ha manifestado que "las conversaciones privadas son eso, privadas". "Esto de inmiscuirse en las conversaciones privadas de los demás será propio de otro Gobierno, no del mío", ha señalado Aguirre, informa Efe.

Que no hayan sido emitidas, sino filtradas, y que no sea una declaración pública no son argumentos que convenzan al Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid. Arturo Canalda ha abierto ya un expediente -por estas declaraciones, "no por una emisión de Telemadrid"- porque "alguien que crea opinión no puede verter ese tipo de opiniones" y "la responsabilidad es de quien hace esas declaraciones" y no de quien las hace públicas. No obstante, ha destacado que "no ha habido delito", por lo que no puede llevar el caso a la fiscalía, solo puede abrir una investigación y declarar que "hay determinados límites que no se pueden traspasar". A su juicio, son declaraciones "muy inapropiadas" porque "no se puede trivializar" con el tema de las relaciones sexuales con menores. "Parece que todo vale y no se está teniendo en cuenta ni la preparación ni la formación de los tertulianos, cualquiera puede decir lo que sea con tal de cobrar", ha añadido.

El Instituto de la Mujer ha reaccionado solicitando a los medios que "no den cobertura a quienes no respetan a las mujeres", y ha reprobado los comentarios vejatorios, públicos o privados, porque "con ellos se perpetúa la violencia de género". Este instituto ha hecho un llamamiento a los medios, y en especial a los de titularidad pública, "para que no conviertan en referentes a personas que han dejado clara su ausencia de calidad ética y moral y su actitud de desprecio hacia las mujeres".

Reacciones del PP y el PSOE

Por su parte, el secretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha comentado en la cadena SER que "no vale como excusa" que Sostres expresara sus opiniones "a micro cerrado", pues en su opinión "esas cosas no se deberían decir ni en privado".

El secretario de Comunicación del Partido Socialista de Madrid, Eduardo Sotillos, ha exigido a Telemadrid que "suspenda inmediatamente la presencia" de Sostres y de quienes como él "agreden la dignidad de la mujer y ofrecen el semblante más reaccionario de una parte afortunadamente residual de la sociedad española". "Es inaceptable que la televisión pública que pagamos todos los madrileños esté sosteniendo determinadas actitudes y comportamientos", ha señalado la portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez.

La portavoz ha pedido a Esperanza Aguirre, quien en su día defendió al escritor Sánchez Dragó tras reconocer en un libro haberse acostado con dos menores, que no ampare a ambos. "No se puede apelar a la libertad de expresión para amparar manifestaciones gravísimas que atentan directamente contra los derechos de igualdad de las mujeres y contra los menores". A su juicio, el Gobierno de Aguirre, el PP y Telemadrid "no pueden promocionar ese tipo de valores absolutamente rechazables" que "ponen de manifiesto la hipocresía y la doble moral de la derecha".