Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El obispo de Córdoba: "La Unesco quiere hacer que la mitad de la población sea homosexual"

La Unesco tiene un plan para "hacer que la mitad de la población mundial sea homosexual". Esta sorprendente declaración pertenece al obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, y fue pronunciada durante la celebración el pasado 26 de diciembre en esta ciudad andaluza de la Fiesta de la Sagrada Familia. Una homilía colgada en fin de año en la página web del Servicio para la Comunicación de los Obispos del Sur de España.

El prelado afirmó en su sermón que el cardenal Ennio Antonelli, presidente del Consejo Pontificio para la Familia, del Vaticano, le había comentado "hace pocos días en Zaragoza que la Unesco tiene programado para los próximos 20 años hacer que la mitad de la población mundial sea homosexual". Y, según el enrevesado razonamiento de Fernández, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura emplea "distintos programas" para ir "implantando la ideología de género, que ya está presente en nuestras escuelas".

El obispo cordobés afirmó que esta ideología de género promulga que "uno no nacería varón o mujer, sino que lo elige según su capricho, y podrá cambiar de sexo cuando quiera según su antojo". Para el prelado, se trata del "último logro de una cultura que quiere romper totalmente con Dios, con Dios creador, que ha fijado en nuestra naturaleza la distinción del varón y de la mujer".

Los prelados andaluces difunden en la mencionada web sus cartas pastorales, que frecuentemente incluyen polémicos mensajes. A principios de diciembre, el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, pidió a los fieles que apagaran el televisor para que no les "arrollen los criterios paganos e, incluso, anticristianos".