No diga "homosexual", diga LGTB

El Consell de la Joventut de Valencia propone sustituir "gay" por las siglas que engloban también a lesbianas, transexuales y bisexuales para favorecer un "lenguaje no heterosexista"

El Consell de la Joventut de Valencia (CJV) ha creado una "guía de lenguaje no heterosexista" en la que recomienda sustituir el uso de términos como "homosexual" o "gay", asociados a la homosexualidad masculina, por las siglas LGTB, que engloban a lesbianas, gays, transexuales y bisexuales. Según esta guía, en la que colaboran el Ayuntamiento de Valencia y el Instituto Valenciano de la Juventud (Ivaj), "la homosexualidad masculina y el término gay acaparan habitualmente todo el protagonismo", por lo que considera necesario hacer visible la realidad lésbica, bisexual y transexual. Por ello, recomienda que al referirse a este colectivo se nombren todas estas realidades, aunque para "aligerar un texto" o "atender al principio de economía lingüística", propone que se utilicen las siglas LGTB, y se hable del "Día del Orgullo LGTB", de "comunidad LGTB" o de "LGTBfobia".

Asimismo, el Consell de la Joventut reclama un esfuerzo para no usar expresiones insultantes "comúnmente utilizadas por la sociedad" y que, a su juicio, contribuyen a mantener los "prejuicios" y "difundir la fobia hacia la diversidad sexual". Y otra de las recomendaciones de este colectivo es que se tenga en cuenta la diversidad de modelos de familia existentes en la sociedad y se eviten "los esquemas biologicistas que presuponen la existencia de un padre y una madre".

También propone que al dirigirse a un público general no se presuma ninguna identidad de género ni orientación sexual de las personas allí presentes, y plantea usar pronombres neutros al referirse a una persona sobre la que no se sabe con seguridad si se identifica como hombre o como mujer. El organismo lamenta que en los mensajes realizados desde organismos o asociaciones se suela hablar de las lesbianas, gays, transexuales y bisexuales "desde una posición marcadamente ajena y siempre en tercera persona, lo que refuerza la idea de una asociación formada esencialmente por personas heterosexuales, cuyo sexo se corresponde con el cuerpo en el que han nacido". Por eso sugiere utilizar la primera persona del plural cuando se hable de "todas las realidades que se quieren considerar como parte integrante de la asociación".

El objetivo de esta guía es, según el CJV, ser "una herramienta útil y directa de lucha contra el patriarcado y el heterosexismo a través del lenguaje", para que la presunción de heterosexualidad y la adscripción sistemática a un género determinado "vaya desapareciendo" de la sociedad.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana