Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El 'corredor del alba', antepasado del tiranosaurio rex

Un pequeño y muy antiguo dinosaurio argentino vivió hace 230 millones de años.-Sus descubridores afirman que precedió a los depredadores

Toda la actualidad científica en la sección de EL PAÍS

Aunque se hable mucho más de la casi extinción de los dinosaurios, hace 65 millones de años, los paleontólogos están igualmente interesados en conocer cómo surgieron estos animales. Ahora, un dinosaurio nuevo para la ciencia, que vivió durante los albores de su era, hace 230 millones de años, surge de los fósiles descubiertos en Argentina. Eodromaeus (corredor del alba) de fines del periodo Triásico, es similar en cierta manera a su contemporáneo, Eoraptor, pero también muestra diferencias significativas que arrojan luz sobre la primera época de la evolución de los dinosaurios, una época de la que se sabe relativamente poco.

Tras comparar a los dos dinosaurios, Ricardo Martínez y sus colegas han concluido que Eodromaeus es un primitivo antecesor del linaje de los terópodos, el cual incluye a los dinosaurios depredadores. Y el Eoraptor, que antes estos mismos paleontólogos habían considerado el primero de los terópodos, es de hecho un primitivo antepasado en el linaje de los saurópodos, que incluye a los gigantes herbívoros de largos cuellos. Esta interpretación, sobre la base de un único ejemplar, debe ser confirmada todavía.

La interpretación, sobre la base de un único ejemplar, debe ser confirmada por otros estudios

Eodromaeus tenía más características tipo terópodo en su cráneo, tales como un hueco cerca del final del hocico llamado la fenestra promaxilar , así como otras características en su tronco, pelvis y extremidades, informan los autores del descubrimiento en la revista Science.

Eoraptor no sólo carecía de esas características sino que también tenía otras más de tipo saurópodo, incluyendo fosas nasales más grandes y un diente singular.

Sin embargo, ambos dinosaurios medían menos de dos metros de largo y corrían sobre dos patas, y estas similitudes generales sugieren que todos los dinosaurios compartieron un plan de cuerpo general a fines del Triásico, antes de que los dinosaurios se convirtieran en dominantes a principios del Jurásico.

Los fósiles de Eodramaeus, muy completos, fueron descubiertos en 1996 en la formación Ischigualasto en el noreste de Argentina y han tardado 14 años en ser excavados y estudiados. En su artículo, los autores, entre los que está el estadounidense Paul Sereno, también datan la formación Ischigualasto, que ha producido otros importantes hallazgos, y comparan la biodiversidad de los dinosaurios y otros herbívoros. Parece que los dinosaurios eran más diversos y comunes durante principios del Triásico que lo que se pensaba anteriormente para esta región.