Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno regula por primera vez el juego online

El proyecto de ley del juego fija un impuesto para las empresas que operan en este sector

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el proyecto de Ley del Juego, que regula por primera vez todas las modalidades de juego que se desarrollan a través de internet o de medios electrónicos como el ordenador o el teléfono móvil. El proyecto de ley prevé la creación de un impuesto, diferente para cada tipo de actividad, para las empresas que operan en este sector, que se cargará sobre los ingresos brutos de cada compañía.

El tipo de gravamen oscilará entre el 5% sobre la base imponible y el 22% que se aplicará a las apuestas deportivas mutuas (aquellas en las que un porcentaje de las cantidades apostadas se distribuye entre los ganadores).

La iniciativa constata los cambios que se han producido desde que en 1977 se despenalizara el juego en España, sobre todo debido a la irrupción de las comunicaciones electrónicas y a la utilización de los servicios de juego a través de internet, y pretende dar respuesta a la aparición de nuevos operadores en el mercado del juego que no están regulados por la ley vigente.

Incide además el texto en la necesidad de establecer nuevos mecanismos de regulación que ofrezcan seguridad jurídica a los operadores y a los consumidores, y en la necesidad de proteger a los menores de edad y a las personas -unas 40.000 en España- que han pedido voluntariamente que no se les permita acceder al juego para evitar la ludopatía.

La ley reserva en exclusiva las loterías de ámbito estatal a Loterías y Apuestas del Estado -que se va a transformar en Sociedad Estatal y que se va a privatizar en un 30%- y a la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE).

El Gobierno ha previsto en la nueva norma que la Comisión Nacional del Juego será la que vigile la seguridad, fiabilidad y transparencia de todas las operaciones de juego, además de ser el órgano que se encargará de conceder las licencias. Asimismo, la Conferencia Sectorial del Juego será el órgano de cooperación, coordinación y participación de las comunidades autónomas.

El texto que el Consejo de Ministros ha enviado al Congreso prevé que todas las actividades de publicidad, patrocinio o promoción de las empresas que prestan estos servicios deben contar con la autorización previa de la Comisión Nacional del Juego. Algunas de esas empresas se han popularizado en España gracias a la publicidad y al patrocinio, sobre todo de equipos de fútbol de primera división. Entre ellas destacan nombres como Bwin, Unibet, Betfair, Interapestas o 12bet, ligadas a clubes como el Real Madrid, Valencia, Barcelona, Español o Sevilla.

Las sanciones económicas previstas en la ley oscilan entre los 100.000 euros para las infracciones leves hasta los 50 millones para las consideradas "muy graves", como ofrecer juegos sin tener licencia para ello o manipular los sistemas técnicos que se hubieran homologado para obtener los premios.