Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Comunicación

AOL compra 'The Huffington Post' por 231 millones de euros

El proveedor de servicios y la web formarán un nuevo grupo de comunicación con más de 200 millones de usuarios en todo el mundo

La empresa de servicios y contenidos en Internet America On Line (AOL) va a comprar la web informativa The Huffington Post, fundado en 2005 por Arianna Huffington y Keneth Lerer, por 315 millones de dólares (231,7 millones de euros). La compañía suministradora y la web, creada en 2005 y que tiene una audiencia media de 25 millones de usuarios al mes, formarán un nuevo grupo de comunicación que, combinado, contará con 117 millones de usuarios en EE UU y 270 en todo el mundo, según ha informado la operadora en un comunicado.

Como resultado de la compra, Arianna Huffington, cofundadora y editora jefe de la cabecera, dirigirá una nueva empresa, llamada The Huffington Post Media Group, que integrará los contenidos de Huffington Post y los de AOL. Por tanto, como informa The New York Times, tendrá la última palabra en todo el contenido editorial del nuevo grupo. Los consejos de ambas empresas y los accionistas del diario online han dado ya luz verde a la compra, que incluye el pago de 300 millones de dólares en metálico. El trato quedará completado, si las autoridades estadounidenses dan su visto bueno, al final del primer trimestre de este año o comienzos del segundo. Se trata de la mayor operación de AOL desde que se separó de Time Warner en 2009.

La propia Arianna Huffington escribe en el diario cómo se fraguó la fusión con AOL, así como las razones de la misma y los beneficios que cree aportará a su cabecera. Cuenta que su propósito de Año Nuevo para 2011 era elevar su cabecera hasta el "siguiente nivel", algo que se traducía en cinco áreas en las que crecer: "expansión de las secciones locales, lanzamiento de ediciones internacionales del Huffington Post, empezando por Brasil; más énfasis en la creciente importancia del servicio y la respuesta en nuestras vidas; más vídeo original y secciones adicionales que cubriesen los huecos de lo que ofrecemos a nuestros lectores, como coches, música, juegos y comunidades minoritarias". Cree que cubrirá todos esos huecos con las webs de AOL: "Al combinar HuffPost con la red de sitios de AOL, su próspera iniciativa de vídeo, su foco local y su alcance internacional, sabemos que estamos creando una empresa que puede tener un enorme impacto, llegando a una audiencia global en cualquier plataforma imaginable". Califica el acuerdo como "saltar de un tren de alta velocidad a un jet supersónico", pero asegura que el destino al que se dirige sigue siendo el mismo.

"La adquisición de The Huffington Post creará una empresa estadounidense de nueva generación de alcance global que combina contenido, comunidad y experiencias sociales para los consumidores", dice Tim Armstrong, presidente y director ejecutivo de AOL. "Juntas, nuestras empresas abrazan el futuro digital y se convierten en destino digital que proporciona experiencias incomparables tanto para los consumidores como para los anunciantes". La operadora dice que la compra acelera su estrategia de suministrar un amplia gama de noticias, análisis y entretenimiento.

Por su parte, Kenneth Lerer, cofundador y presidente de The Huffington Post, sostiene que "uniendo AOL y The Huffington Post, creamos uno de los mayores destinos de contenidos inteligentes y comunidad de Internet".

AOL ha tenido una peripecia en Internet complicada. En 2001 protagonizó una de las operaciones más llamativas de Internet al adquirir Time Warner por 100.000 millones de dólares. La operacióm llamó la atención porque era el quiosquero el que adquiría la empresa productora de contenidos y no al revés. Una compra que no tuvo los resultados esperados. Su hacedor, Steve Case, dimitió en 2003 y en 2009 se producía la segregación de ambas compañías. AOL había llegado a valer más de 230 mil millones de dólares pero inició un implacable declive. Para intentar revitalizarse como empresa de contenidos, en 2010 compró el sitio de información tecnológica Techcrunch por 22 millones de euros después que en 2005 hubiera comprado Engadget.