Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Instituto de la Mujer reclama pruebas específicas para bomberas

Considera "discriminatoria la situación actual" y pide a Gallardón que los requisitos para el acceso al cuerpo distingan entre sexos

El Instituto de la Mujer considera "discriminatorias y desproporcionadas" las pruebas de acceso para bomberas y ha enviado una carta al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, en la que le pide que cambie los requisitos de selección.

En el Cuerpo municipal de Bomberos exigen los mismos tiempos para hombres y mujeres en las pruebas físicas a diferencia de otros como el de Valencia, Las Palmas, Santander, Alicante, Fuenlabrada, Guadalajara o León. La Policía Municipal también aplica baremos distintos en función del sexo del aspirante. En el servicio municipal de extinción de fuegos trabajan 1.500 personas, solo dos son mujeres. Su empleo, además, es de "bombera conductora" -con pruebas físicas diferentes- pero no de "bombera especialista".

"El establecimiento de requisitos físicos para cada sexo en las pruebas selectivas para determinados cuerpos, como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, las Fuerzas Armadas o los bomberos y bomberas debe ser diferente dadas las diferencias biológicas entre hombres y mujeres" dice la misiva enviada por el Instituto de la Mujer.

"Erradicar la discriminación"

El director general de Emergencias, Alfonso del Álamo, reconoció a finales de enero que la potencia muscular es menor en las mujeres y que por eso en la próxima convocatoria se ha modificado las prueba atléticas por una especie de gincanas "en las que prima la habilidad y no necesitan diferenciación por sexos". En el caso de la prueba de los 110 metros lisos Del Álamo apunta que no descarta que el tribunal, una vez constituido, "eleve un segundo el tiempo máximo".

El mensaje dirigido a Gallardón afirma: "No cabe duda de que las exigencias físicas han de ser mayores en profesionales como bomberas, militares o policías, puesto que han de prestar un servicio en situaciones de peligro o riesgo extremo pero no han de resultar desproporcionadas que hagan imposible el acceso de las mujeres".

El organismo que dirige Laura Seara señala en la carta que ha recibido varias denuncias de aspirantes a bomberas que se sintieron discriminadas y solicita que el alcalde "tome las medidas para erradicar la discriminación, directa o indirecta, que todas las mujeres pueden estar padeciendo en nuestra sociedad". Esta reivindicación se suma a los 50 recursos de aspirantes y al de la Federación de Servicios Públicos de UGT que ha presentado un recurso de reposición para que las bases de la oposición queden anuladas.