Las farmacias dispensarán monodosis de ibuprofeno y paracetamol a partir de abril

Sanidad aprueba la prestación farmacéutica para hacer frente al gasto sanitario

LAURA CONTRERAS Madrid 15 FEB 2011 - 13:00 CET

Monodosis de ibuprofeno y paracetamol podrán adquirirse en las farmacias a partir de abril. El Ministerio de Sanidad ha aprobado hoy la prestación farmacéutica con la que pretende ahorrar al Estado más de seis millones de euros al año. Esta medida "contribuye al objetivo de gastar bien gestionando los recursos del sistema sanitario, sin afectar a la calidad", ha expresado la ministra de Sanidad, Leire Pajín, durante un foro de la agencia de noticias Europa Press celebrado en el hotel Intercontinental de Madrid.

La comercialización de monodosis de ibuprofeno (400 y 600 miligramos) y paracetamol (650 miligramos y un gramo), según Pajín, lleva aparejado un mensaje de uso racional de los medicamentos: "Tenemos en casa más medicinas de las que necesitamos", ha apostillado la ministra.

Estos genéricos con alta demanda serán los primeros fármacos que se vendan en envases reducidos, pero no los únicos. Sanidad ampliará la lista en las próximas semanas con otros principios activos que ya ha empezado a estudiar la Agencia Española del Medicamento.

En relación a otras medidas de ahorro, la ministra de Sanidad se ha mostrado contraria al copago, que supondría que los usuarios desembolsaran una cantidad simbólica al ser atendidos en una consulta médica o en un hospital, porque "no garantiza la sostenibilidad del sistema sanitario y además puede desincentivar a los ciudadanos cuando tengan que hacerse pruebas que son necesarias para su salud", ha destacado.

Respecto al polémico catálogo de fármacos gallego, que restringirá el número de medicamentos subvencionados por la sanidad pública en la comunidad autónoma, Pajín ha recordado que el Gobierno central ha presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional porque esta medida "más que ahorrar, crea diferencias entre los ciudadanos gallegos y el resto de España".

Asimismo, ante un público formado en su mayoría por miembros del otro organizador del evento junto a Europa Press, la patronal Farmaindustria, ha negado que "esté influenciada por la industria farmacéutica", de la que ha dicho que, "aunque tiene como objetivo ganar dinero, hace un enorme servicio a la salud de este país porque genera mucho empleo".

Contaminación, ley antitabaco y violencia de género

Durante su intervención, la ministra ha dedicado especial atención a tres asuntos candentes como son los altos índices de contaminación en las grandes ciudades, la próxima campaña de sensibilización dirigida a las mujeres para incentivar las denuncias por maltrato y el análisis de los hosteleros tras el primer mes de aplicación de la ley antitabaco.

Pajín ha anunciado el envío de un escrito a las comunidades autónomas para conocer si, desde sus Consejerías de Sanidad, han detectado un aumento de las patologías que puedan ser una consecuencia de la mala calidad del aire en los principales núcleos urbanos. Además, ha resaltado que "los municipios deben asumir el problema, sobre todo donde es evidente, como en Madrid".

Preguntada por el hecho de que al menos 10 mujeres de las 11 asesinadas por sus parejas en lo que va de año no hubieran denunciado, la ministra ha destacado que hacer alusión a las "95.000 mujeres" que se encuentran dentro del sistema de protección a las víctimas de la violencia de género "puede ser positivo para incrementar las denuncias". Pajín, además, ha hecho un llamamiento a los profesionales sanitarios al resaltar la importancia de la detección precoz de casos de violencia de género en las consultas médicas, pues considera que "muchas veces es la primera puerta a la que llaman" estas mujeres.

La titular de Sanidad se ha referido también al impacto económico de la ley antitabaco en la hostelería y ha considerado que es todavía pronto para analizarlo, si bien ha señalado que los últimos datos del Ministerio de Trabajo evidencian que "el desempleo no varió" el pasado enero. "La experiencia de otros países con una ley similar ha demostrado que no hay repercusión para la hostelería, e incluso ha habido casos en los que aumentó el empleo un año después", ha explicado Pajín.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana