Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajadores del Magerit mantienen su encierro por el desalojo de tres centros de atención a discapacitados

Los empleados critican que la Comunidad les avisó del cierre con 48 horas de antelación

Cerca de 40 de los 55 trabajadores del centro ocupacional Magerit, dependiente de la Comunidad de Madrid y situado en el barrio de Carabanchel, mantienen el encierro que iniciaron ayer por la tarde en protesta por el cierre de tres instalaciones dedicadas a la atención de personas con discapacidad intelectual. Los centros afectados son el de Atención a Discapacitados Psíquicos de Arganda del Rey, el ocupacional Fray Bernardino Álvarez (en la calle General Ricardos de la capital) y el ya citado Magerit.

Los empleados han decidido continuar con el encierro tras salir "insatisfechos" de la reunión que han tenido esta tarde con los respresentantes del Servicio Regional de Bienestar Social de la Comunidad. Critican que la consejería de Familia y Asuntos Sociales les notificó el cierre y la reubicación de los usuarios con tan solo 48 horas de antelación y exigen que el Servicio Regional de Bienestar Social "garantice una reubicación coherente y documentada".

La consejería ha alegado que estos tres centros "serán rehabilitados y reformados" y que el desalojo tiene como objetivo "garantizar la seguridad de los usuarios y trabajadores mientras se efectúa un estudio que determine las causas del deterioro de estos centros.

Miembros encerrados en el Magerit critican la "falta de planificación y responsabilidad" de la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre. Han recordado que hace siete años se gastaron 150.000 euros en el informe de rehabilitación del centro para después dejarlo como estaba y que en 2008 se cayó un techo y el comité de Riesgos Laborales "no hizo nada".

Los 305 discapacitados de los tres centros serán repartidos entre las residencias de mayores de Arganda del Rey y de Carabanchel mientras que los trabajadores serán destinados "a los centros más próximo", ha indicado la consejería de Bienestar Social. El comité de empresa, sin embargo, teme que el personal sijo tenga que cambiar de lugar de trabajoy que los interinos "pierdan el empleo".

El delegado de Prevención de Riesgos Laborales de UGT, Francisco Jiménez, ha afirmado que existen problemas de seguridad pero que el realojo de los 120 usuarios del centro ocupacional y de los 26 del centro de día "romperá sus rutinas diarias". Lo que piden los trabajadores es que se hagan las reformas necesarias pero después se les deje volver. En principio se van "sin posiblidad de regreso", ha explicado un delegado de prevención.

ElalcaldedeArgandadelRey,PabloGonzálezSardinero (PP),sehacomprometido con los trabajadores del centro situado en el municipio madrileño a mediar con la Comunidad para retrasar una semana el traslado. La diputada de IU en la Asamblea de Madrid, Pepa Amat, ha registrado dos preguntas en sede parlamentaria en las que pregunta al Gobierno regional por los motivos del cierre de estos centros y por la situación en la que van a quedar los discapacitados y el personal de estas instalaciones.