Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere de inanición un lince que cayó en un cepo

El ejemplar fue liberado en el río Guadalmellato

Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente han encontrado muerto por inanición a uno de los siete primeros linces liberados en el entorno del río Guadalmellato, en Córdoba, que tenía una pata atrapada en un cepo que, si bien no estaba fijado al suelo, no le permitía cazar para alimentarse.

Alertados por la señal de inmovilidad emitida por el collar, los técnicos acudieron al lugar, donde se encontraron al ejemplar ya sin vida, según ha informado hoy la Consejería de Medio Ambiente en un comunicado.

El hecho se ha producido en las proximidades del municipio de Villafranca de Córdoba y el ejemplar es una hembra liberada en Guadalmellato cuando tenía tres años, el 14 de diciembre de 2009.

Por otra parte, en los próximos días tres nuevos linces serán liberados en esta misma zona.

Se trata de tres ejemplares macho nacidos en 2010, procedentes de la población de Andújar-Cardeña, que han terminado ya de pasar la cuarentena preceptiva.

Con estos ejemplares se realizará una suelta denominada dura o directa, sin necesidad de pre-adaptación.

A principios del mes próximo también serán soltadas dos hembras de la misma población y la misma edad, pero éstas aún no han terminado de pasar el período de cuarentena.

La Consejería ha intensificado las inspecciones sobre el terreno para evitar el uso de lazos y cepos en el territorio donde hay linces, para lo que cuenta con la colaboración del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

Los trabajos que se realizan en Andalucía para la reintroducción de ejemplares en antiguos territorios para que consoliden nuevas poblaciones fueron avalados científicamente y elogiados por Christine Breitenmoser, codirectora y representante del grupo de especialistas en felinos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en el IV seminario internacional sobre la conservación del lince ibérico celebrado en noviembre pasado en Córdoba, recuerda la Junta.

Andalucía y España fueron animadas a proseguir con sus esfuerzos para salvar al felino más amenazado del planeta.