Fernando Blasco, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, presenta nuestro segundo desafío matemático. Coincidiendo con el centenario de la Real Sociedad Matemática Española, EL PAÍS planteará un problema cada semana a sus lectores. NOTA IMPORTANTE: Por si queda alguna duda de la formulación del problema y a petición también de los lectores sordos, incluimos aquí el enunciado por escrito. Una hormiga se desplaza sin parar por las aristas de un cubo. Parte del vértice marcado con el número 1 (ver dibujo del profesor Blasco en la pizarra) por una de las tres aristas que salen de ese punto (con probabilidad 1/3 de tomar cualquiera de los caminos). Cada vez que llega a un nuevo vértice prosigue su paseo por una de las tres aristas que convergen en ese punto (vuelve para atrás, tira para un lado o para el otro), de nuevo con probabilidad 1/3 de tomar cada una de las rutas. Los vértices 7 y 8 (ver dibujo en la pizarra) se rocían de insecticida, que es el único método que hay para matar a la hormiga: si el insecto llega a cualquiera de ellos morirá fulminantemente. Se pregunta: Partiendo del vértice 1. ¿Qué probabilidad hay de que la hormiga no muera nunca? ¿Qué probabilidad hay de que muera en el vértice 7? ¿Y en el 8? / BERNARDO MARÍN / ÁLVARO DE LA RÚA

Una hormiga amenazada

Fernando Blasco, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, presenta nuestro segundo desafío matemático. Coincidiendo con el centenario de la Real Sociedad Matemática Española, EL PAÍS planteará un problema cada semana a sus lectores.

NOTA IMPORTANTE: Por si queda alguna duda de la formulación del problema y a petición también de los lectores sordos, incluimos aquí el enunciado por escrito. Una hormiga se desplaza sin parar por las aristas de un cubo. Parte del vértice marcado con el número 1 (ver dibujo del profesor Blasco en la pizarra) por una de las tres aristas que salen de ese punto (con probabilidad 1/3 de tomar cualquiera de los caminos). Cada vez que llega a un nuevo vértice prosigue su paseo por una de las tres aristas que convergen en ese punto (vuelve para atrás, tira para un lado o para el otro), de nuevo con probabilidad 1/3 de tomar cada una de las rutas.

Los vértices 7 y 8 (ver dibujo en la pizarra) se rocían de insecticida, que es el único método que hay para matar a la hormiga: si el insecto llega a cualquiera de ellos morirá fulminantemente. Se pregunta: Partiendo del vértice 1. ¿Qué probabilidad hay de que la hormiga no muera nunca? ¿Qué probabilidad hay de que muera en el vértice 7? ¿Y en el 8?

BERNARDO MARÍN / ÁLVARO DE LA RÚA 25 MAR 2011 - 10:39 CET

Vídeos destacados

Ariana Grande se pasa a la imitación

Último día de lluvias en el sureste

El rescate del niño que olvidó sus llaves

07/09/15 Un día en un minuto

Detenido por encerrar seis años a su mujer y su hijo en una jaula

El desconcierto

Paraguas en la mitad sur

El niño refugiado sirio que emociona a Vine

Un ruso gana el campeonato mundial de hacer como que tocas la guitarra

Los incendios calcinan un 60% más de territorio que en 2014

Buñol se prepara para la Tomatina

“Un frenazo de China pondría en riesgo la economía global”

Arqueólogos alemanes hallan las huellas de un dinosaurio desconocido

Incertidumbre en Atenas tras el adelanto electoral

Hallado en Florida un tesoro de 350 monedas españolas de 300 años

Acosado por publicar fotos de sus hijos con animales de safari muertos

Un terremoto sacude los platós de la Fox mientras emiten la meteorología

El sospechoso del atentado de Bangkok que era actor e inocente

Una cámara en un coche recoge el instante de la explosión en China

Remiten las tormentas y suben las temperaturas

El vídeo de la detención de Sergio Morate

El caballo que cayó a un pozo de cables de fibra óptica

Parón del calor veraniego

Importante descenso de las temperaturas

A la caza y captura de las tortugas golfinas

Cambio de tiempo por el norte



Webs de PRISA

cerrar ventana