Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Manteo a la crisis

Un grupo celebra con un particular encierro por el centro de Madrid el Día de la Diversión en el Trabajo

Chupinazo y a correr. Vestidos de traje, corbata, bombín y el imprescindible pañuelo rojo, unas 30 personas han participado esta mañana en un particular encierro por las calles del Barrio de Las Letras de Madrid. Tras ellos ha corrido la crisis, un cabezudo verde rodeado de billetes, que ha acabado manteado con un paracaídas de colores.

Algunos corredores llegaron incluso desde Valencia para no perderse la cita. Julián Pelacho, de 48 años, deja todos los 1 de abril su empresa por una jornada para celebrar en Madrid el Día Internacional de la Diversión en el Trabajo. "Intentamos proponer entornos de trabajo saludable, que haya seriedad, pero que no se respire miedo", explica Pelacho a kilómetros de su empresa de gestión de organización y personal, en la que hoy los trabajadores han trabajado con pelucas.

La idea de celebrar el encierro es de la empresa Humor Positivo, una consultora especializa en la aplicación del humor en el trabajo y que celebra este día desde hace tres años. Jesús Damián, uno de sus fundadores, incide en que ahora, con la crisis económica, es cuando más falta hace "reflotar la economía emocional". "El humor reduce el estrés", dice aún cansado después de la carrera.

Empresarios, ingenieros, universitarios... El grupo de corredores se dispersó poco después del encierro. La crisis, vencida, acabó envuelta en el paracaídas. Eran las once y media de la mañana. Viernes y día laborable. Cada uno a su trabajo.