Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los eurodiputados quieren seguir volando en primera

La medida causa indignación en la red y el PSOE rectifica su voto.- Solo cuatro eurodiputados españoles apoyaron viajar en turista en viajes los cortos

Los eurodiputados, entre ellos la mayoría de los políticos españoles que han emitido hoy su voto en la Eurocámara, han rechazado este jueves aplicarse a ellos mismos medidas de austeridad similares a las que han aprobado varios Estados miembros para sus funcionarios o pensionistas, como viajar en avión en clase económica en lugar de en primera clase, no acumular dietas o congelar sus salarios en 2012.

La noticia ha corrido como la pólvora por Internet, y la indignación de los usuarios de la red social Twitter contra unos políticos que no se quieren apretar el cinturón ha convertido en Trending Topic en España (es decir, el tema más comentado) la etiqueta #eurodiputadoscaraduras. Elena Valenciano, la vicecoordinadora y portavoz del Comité Electoral del PSOE, se encargó de contestar a través de su cuenta de Twitter a aquellos usuarios que increpaban a los socialistas tras su posición. Y tras la presión ejercida durante horas en la red, Valenciano anunciaba que tras hablar con los eurodiputados socialistas estos iban a modificar su voto. Valenciano ha explicado que el error se debió a que la enmienda "estaba mal planteada, en el contexto de un informe no vinculante", referente a los presupuestos del Parlamento Europeo, y ha concretado que los eurodiputados socialistas deberían haberse abstenido.

En una nota de prensa enviada esta madrugada, el PSOE anunciaba que sus eurodiputados han rectificado su voto para optar por la abstención, siendo "conscientes de la coyuntura de actual de austeridad".

Raül Romeva, uno de los cuatro españoles en votar a favor de la medida, asegura en cambio que, aunque ahora muchos diputados intenten dar marcha atrás en su votación, "la enmienda era muy clara y decía lo que decía". Para el representante de Iniciativa Per Catalunya Verds, Twitter ha sido clave para poner el foco sobre la polémica. "Primero algunos usuarios han acusado al conjunto de los diputados de actuar para defender sus privilegios, pero hemos logrado hacer entender que algunos hemos votado a favor de la enmienda, aunque no hayamos conseguido que prospere". Romeva recordó que algunos diputados, como él mismo, ya vuelan habitualmente en clase turista en sus desplazamientos a Bruselas.

"No entiendo cómo hay aquí eurodiputados que no dudan en defender en nuestros países medidas de austeridad como reducción de salarios y pensiones, pero que cuando se trata de decidir sobre su propio dinero no se aplican esta austeridad", se quejaba el eurodiputado portugués de Izquierda Unitaria Miguel Portas.

Desde el partido liderado por Rosa Díez se ha censurado igualmente la actitud del eurodiputado de UPyD Francisco Sosa Wagner por apoyar esta medida y ha anunciado que hoy se darán explicaciones al respecto a través de un comunicado. "UPyD está en contra de los privilegios, hemos actuado en este sentido en el tema de las pensiones de los diputados españoles, por ejemplo", ha señalado el partido en su cuenta de Twitter.

La enmienda -rechazada por 402 votos en contra frente a 216 a favor y 56 abstenciones- tiene sus matices. Y es que no se pedía a los eurodiputados que aceptasen viajar en los apretados asientos de turistas, sino que sólo hacía referencia a los vuelos de menos de cuatro horas. Por lo tanto, solo se reclamaba modificar las reglas sobre gastos de viaje "con el fin de establecer como regla general la compra de billetes de avión en clase económica para los vuelos de duración inferior a cuatro horas", tanto para los eurodiputados como para el personal del Parlamento. Incluso pedía excepciones en función de la edad y del Estado de salud.

"No es normal que los eurodiputados que viajaron siempre en clase económica hayan pasado a hacerlo en primera clase desde que los vuelos se reembolsan contra presentación del billete y no por kilómetro", ha destacado Portas.

De entre los eurodiputados españoles solo cuatro de los cincuenta que representan a los partidos españoles apoyaron la enmienda. Además de Romeva, fueron la popular Rosa Estarás, el convergente Ramon Tremosa y el de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, votaron a favor de viajar en clase económica. El resto (16 parlamentarios del PP y otros 18 del PSOE, incluidos sus jefes de fila, Jaime Mayor Oreja y Juan Fernando López Aguilar, respectivamente) se han opuesto a esta enmienda.

Otras medidas de austeridad

Los parlamentarios han tumbado otras enmiendas que reclamaban contención en el presupuesto de la Eurocámara para el año que viene, y que habían sido presentadas por los Verdes y por Izquierda Unitaria. Finalmente, el Parlamento Europeo contará con un presupuesto de 1.725 millones de euros, lo que representa un incremento del 2,3% respecto a 2011.

Entre estas ha sido derrotada -por 405 votos en contra, 151 votos a favor y 106 abstenciones- una propuesta para "evitar, durante los días en que se efectúen los desplazamientos, la acumulación de las dietas diarias y la dieta de tiempo".

Los eurodiputados han tumbado también sendas enmiendas que resaltaban que "el ahorro en el Parlamento debe empezar por sus propios miembros" y por ello llamaban a congelar en 2012 sus dietas y sus salarios. Entre los eurodiputados españoles, sólo Romeva y Junqueras se han mostrado dispuestos a congelarse el sueldo.