Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Royal Society, una de las sociedades científicas más antiguas, Príncipe de Asturias de Comunicación

El jurado destaca de la institución, creada en 1660, su "impulso de la investigación científica y la difusión del conocimiento para beneficio de la humanidad"

La Royal Society, una de las sociedades científicas más antiguas del mundo con más de 350 años de existencia y sede en Londres, ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2011, según el fallo del jurado dado a conocer hoy en el Hotel de la Reconquista de Oviedo. En su acta, el jurado destaca el "carácter multidisciplinar" de una institución, "en la que se ponen de manifiesto los vínculos entre ciencia, humanidades, sociedad y política", que tiene "entre sus objetivos prioritarios el impulso de la investigación científica y la difusión del conocimiento para beneficio de la humanidad".

Los orígenes de la Royal Society se remontan a 1640, a las reuniones celebradas en Londres por científicos y hombres de la cultura, aunque no fue hasta 20 años después cuando, tras una conferencia del arquitecto Christopher Wren, se acordó la fundación de una sociedad para la promoción del "saber experimental físico-matemático". El 28 de noviembre de 1660 se constituía oficialmente la Royal Society.

Entre sus históricos miembros, que son elegidos con carácter vitalicio y bajo criterios de excelencia científica, figuran Isaac Newton, Charles Darwin, Benjamin Franklin, Albert Einstein o Stephen Hawking, según recuerda la Fundación Príncipe de Asturias en su página web. En la actualidad, cuenta con más de 1.500 miembros, entre ellos 75 Premios Nobel, además de cinco integrantes de la familia real británica, como la reina Isabel II. La Royal Society se rige por un consejo electo de 21 personas, residido actualmente por Paul Nurse, Premio Nobel de Medicina.

La institución es, a la vez, la Academia de Ciencias de Reino Unido, sociedad científica y un organismo de financiación. Otorga becas y subvenciona cátedras y el trabajo de científicos, británicos y del extranjero. Además, viene proporcionando asesoramiento científico a los responsables políticos británicos desde 1664.

En 2009 conmemoró su 350 aniversario con la puesta en marcha de un servicio interactivo en internet, que permite el acceso a una selección de importantes trabajos científicos publicados desde su fundación, entre ellos la descripción en 1666 de una transfusión de sangre, el estudio publicado por Newton sobre la luz y los colores, documentos del explorador James Cook y uno sobre cuáles fueron las condiciones que en 1752 condujeron a Franklin a la invención del pararrayos. La biblioteca de la Royal Society, con más de 70.000 títulos, alberga una de las colecciones más sobresalientes del mundo de publicaciones científicas de los siglos XVII y XVIII.

La candidatura de la institución se ha impuesto en las últimas votaciones del jurado a la de la agencia de fotografía Magnum y la radiotelevisión pública británica BBC. Al Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, concedido el año pasado a los sociólogos Alain Touraine y Zygmunt Bauman, optaban 24 candidaturas procedentes de 13 países. Este es el tercero de los ocho Príncipe de Asturias que se otorgan este año, en que cumplen su trigésimo primera edición. El miércoles pasado, fue otorgado el de Ciencias Sociales al psicólogo estadounidense y profesor de la Universidad de Harvard Howard Gardner. Una semana antes, fue concedido el de las Artes al director de orquesta italiano Riccardo Muti. En las próximas semanas se fallarán los correspondientes, por este orden, a Investigación Científica y Técnica; Letras; y Cooperación Internacional. El Príncipe de Asturias de los Deportes y el de la Concordia se fallarán en septiembre.

Cada premio está dotado con 50.000 euros, una escultura creada y donada expresamente por Joan Miró para estos galardones, un diploma y una insignia acreditativos.