Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Ingresa en prisión un hombre acusado de matar a su pareja en Sabadell

Los Mossos d'Esquadra buscan el cuerpo de la víctima, que quería separarse de su esposo

Ricardo F. V., de 44 años, ha ingresado hoy en prisión acusado de haber matado a su esposa, Rosa María T. L., de 39 años. Los Mossos han encontrado numerosos indicios, entre ellos restos de sangre en el domicilio conyugal, que apuntan que el hombre ha acabado con su vida. Por ahora, sin embargo, no ha aparecido el cuerpo de la mujer, a la que todos, agentes y familiares, dan por muerta.

La familia de Rosa María vio por última vez a la mujer el viernes 13 de mayo. Ese día tenía previsto contarle a su marido que se quería separar de él, según ha explicado un hermano de la víctima. "El sábado a partir de las seis y media ya no contestaba al teléfono. La fui a recoger al bar donde trabajaba y me dijeron que ya no había ido", ha lamentado.

Los familiares denunciaron la desaparición a la policía el sábado e iniciaron la búsqueda de la mujer. Pero ya entonces sospechaban que no había huido por su propio pie. "Ella no era una persona que se iba sin más", ha añadido.

A mediados de la semana pasada, los Mossos d'Esquadra encontraron su coche aparcado en una zona industrial. El lunes, la policía detuvo a su marido como el principal sospechoso de la desaparición de Rosa María. Hoy el juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Sabadell ha decretado el ingreso en prisión preventiva por homicidio.

Rosa María y Ricardo eran pareja desde los 13 años. Ambos se criaron en el mismo barrio de Sabadell y llevaban más de 10 años casados. Juntos tienen un hijo de 11 años. Aunque los Mossos d'Esquadra no tienen constancia de que ella le hubiese denunciado nunca, la víctima había sido atendida por los servicios a la mujer maltratada, según familiares y amigos.

La pareja se había separado en distintos periodos a causa de la complicada convivencia conyugal. Desde hacía un tiempo, ella había regresado con él, pero el viernes por la noche le iba a decir que quería separarse.