El Consejo de Europa matiza su oposición a los móviles en la escuela

No hay estudios que demuestren que el uso de móviles dañe a los menores (ni a los adultos)

EMILIO DE BENITO Madrid 27 MAY 2011 - 16:46 CET

En vez de prohibición, limitación. El matiz no es trivial cuando se trata de un dispositivo tan común en las escuelas europeas como los teléfonos móviles que llevan los alumnos. Y ha sido introducido por la Asamblea del Consejo de Europa en el texto que había preparado el parlamentario luxemburgués Jean Huss (Grupo Socialista). El organismo, que no tiene capacidad de imponer sus decisiones pero es un referente, y, además, tiene el valor añadido de que tiene representantes de todo el continente, y no solo de la UE, se alinea así con las visiones más prudentes dentro del conocimiento científico: no hay estudios que demuestren que el uso de móviles dañe a los menores (ni a los adultos), pero, por si acaso, mejor reducir en lo posible su utilización.

En la misma línea, la Asamblea recomienda a las escuelas que den prioridad a las instalaciones con cable en lugar de las wifi (inalámbricas), con lo que también rebaja el tono del informe preliminar, que aconsejaba prohibirlas.

Este tipo de recomendación está en línea con las adoptadas por los grupos de expertos que han tratado el asunto para el Ministerio de Sanidad español y para Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero no cierra el debate. Siempre cabe la posibilidad de que los efectos nocivos se manifiesten a muy largo plazo (los móviles se generalizaron a partir de los ochenta). La prueba es que la propia OMS va a volver a debatirlo el martes.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana