Homínidos en casa, homínidas a vivir a otro sitio

Un estudio de dos especies de hace dos millones de años sugiere que los machos vivían en su entorno de origen, mientras que las hembras se alejaban

  • Un estudio de dos especies de hace dos millones de años sugiere que los machos vivían en su entorno de origen, mientras que las hembras se alejaban

Es muy difícil averiguar rasgos de comportamiento social de seres que vivieron hace dos millones de años y de los quedan solo sus restos fosilizados y normalmente muy escasos, pero los científicos no se dan por vencidos fácilmente. Una investigación realizada con técnicas geoquímicas en dientes de homínidos de dos especies que vivieron en África hace entre 1,8 y dos millones de años indica que probablemente los machos tendían a permanecer en el entorno de su nacimiento y madurez mientras que las hembras se alejaban. Son sólo indicios, advierten los investigadores, pero el descubrimiento apunta hacia un comportamiento social similar al de los chimpancés actuales, en el que los machos permanecen en la manada cuando alcanzan la madurez sexual, mientras que las hembras abandonan su grupo social de origen y se incorporan a otro.

El equipo de Sandi Copeland (Instituto Max Planck, alemania) ha realizado en piezas dentarias de homínidos unos análisis químicos de isótopos de estroncio (un elemento que se encuentra en el suelo y que pasa a las plantas y de la cadena de alimentación a los huesos e desarrollo de los animales). Han podido hacer sus análisis en once individuos de la especie Paranthropus robustus así como en dientes de ocho Australopithecus robustus, procedentes de sistemas de cuevas de Sudáfrica conocidos como yacimientos paleontológicos. También han analizado los niveles de estroncio en decenas de muestras de suelo y de plantas en el entorno para poder asociar el origen del dicho elemento identificado en el esmalte de los dientes y muelas. El estroncio es un buen indicador del substrato geológico en el que viven los animales durante la fase de mineralización de sus dientes.

Los investigadores parten de la base de que las piezas dentales grandes son de los machos y las pequeñas, de las hembras y han descubierto, según explican en la revista Nature que la mayoría (el 90%) de los dientes grandes han aparecido en el entorno de origen del animal o cerca, frente a menos de la mitad de los dientes pequeños. Esto parece indicar que los machos de aquellas especies eran más locales que las hembras.

"Uno de nuestros objetivos era intentar averiguar algo acerca del uso del entorno por parte de los homínidos primitivos", señala Copleand en un comunicado del Instituto Max Planck. Los resultados obtenidos son, dice,"el primer indicio directo de los movimientos geográficos de los homínidos primitivos y parece que las hembras se alejaban preferentemente de sus grupos". El equipo quisiera poder hacer más análisis de este tipo en otros fósiles para avanzar en el estudio, pero reconocen que son pruebas destructivas de las piezas y que por tanto será muy difícil, dada la escasez y el alto valor de los restos de homínidos tan antiguos.

Otras noticias

Fósil de una hembra de Australopithecus robustus" apodada Señora Ples descubierto en la cueva de Sterkfntein, en Sudáfrica. / DARRYL DE RUITER

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana