Un nuevo tratamiento cura al 70% de los enfermos con la forma más compleja de hepatitis C

El fármaco Telaprevir, que se administra combinado con el tratamiento convencional, ya se ha aprobado en Estados Unidos y llegará a España en otoño

EL PAÍS Madrid 28 JUN 2011 - 20:22 CET

Un tratamiento que combina la terapia clásica con un nuevo fármaco eleva hasta el 70% las tasas de curación en los pacientes mas difíciles de tratar infectados de hepatitis C (aquellos con genotipo 1). Los resultados del estudio internacional Advance, en el que han participado hepatólogos del Institut Municipal d'Investigació Mèdica y del hospital del Mar de Barcelona, y que corresponden a un ensayo clínico en fase III, se han publicado en el New England Journal of Medicine. "Es un paso sustancial en el tratamiento de esta patología", asegura Enrique Ortega, jefe de la unidad de enfermedades infecciosas en el Hospital General de Valencia.

El nuevo tratamiento solo está indicado para el genotipo 1 de la enfermedad, el más común en Europa (en tono al 70% de infectados). También es el más difícil de abordar. La terapia convencional, a base de interferón pegilado y ribavirina, ofrece en este caso unas tasas de curación (ausencia de virus después de seis meses sin tratamiento) de entre el 35% y el 40%.

Este nuevo modo de combatir el virus de la hepatitis C, que combina el tratamiento clásico con el Telaprevir, mejora estas cifras hasta el 70%, apunta Ortega. También supone una esperanza para los pacientes del mismo genotipo que no han respondido a la medicación. En estas personas se han observado tasas de curación de entre el 30% y el 35%.

El medicamento ya ha sido aprobado por la autoridad sanitaria estadounidense, la FDA, y está previsto que se comience a comercializar en España a partir del mes de octubre. Para entonces, apunta Ortega, está previsto que salga al mercado otro producto, denominado Boceprevir, de similares características.

El coste total del tratamiento triple combinado rondará los 24.000 euros. Mientras que las pastillas de Telaprevir se tendrán que administrar durante 12 semanas, el resto del tratamiento ha de continuar entre seis y 12 meses, según las necesidades de cada paciente.

El nuevo fármaco es de la familia de los antirretrovirales de acción directa. Ataca a la proteasa del virus (una estrategia similar a la de los inhibidores del VIH) e impide que se multiplique. En términos generales, "si antes había una tasa de respuesta de un 40%-45%, ahora nos movemos entre el 69% y el 75%", explicó a Efe el jefe de la Sección de Hepatología del Hospital del Mar, investigador del IMIM y uno de los autores del artículo, Ricard Solà.

Este nuevo fármaco supondrá también la reducción del tiempo de tratamiento, de un año a seis meses, en pacientes que obtengan una respuesta positiva en las primeras cuatro semanas. El estudio Advance, de carácter multicéntrico, ha incluido un total de 1.088 pacientes que no habían recibido antes ningún tratamiento, fue diseñado para evaluar la eficacia del Telaprevir y, al mismo tiempo, para ayudar a establecer las mejores pautas de administración.

Además, la investigación ha confirmado una respuesta óptima de supresión viral y bajos índices de recaída después de dejar el tratamiento."Se ha confirmado una mejora en términos de respuesta virológica sostenida, es decir, en el número de pacientes que eliminan el virus durante el tratamiento y hasta seis meses después de finalizarlo. Cuando se consigue este hito se puede decir que el paciente se cura y por lo tanto se detiene la progresión de la enfermedad hacia la cirrosis o el cáncer de hígado", ha explicado Solà.

Otras noticias

Una joven se somete a una extracción de sangre en un centro sanitario. En Egipto, el país donde la hepatitis C se propaga con más rapidez, la falta de controles permite a los recolectores de basura convertir jeringuillas utilizadas en objetos de plástico de uso cotidiano como cuencos o 'shishas'. / EFE

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana