Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos ecoductos mejoran la expansión del lince ibérico en Doñana

El 80% de las muertes de estos felinos que se registran en este espacio natural se deben a atropellos

El Espacio Natural de Doñana cuenta con dos nuevos ecoductos o pasos superiores para la fauna que contribuyen a mejorar la expansión del lince ibérico e incrementar la seguridad vial en las carreteras de la zona (A-483 y en la A-494). El cambio del paso subterráneo que existe actualmente a estas pasarelas ha costado 1,99 millones de euros y viene determinado por estudios que certifican que la fauna "hace mejor uso de ellos".

Los ecoductos incrementan la sensación de seguridad del lince ibérico porque son más amplios (50 metros de longitud y 19,80 metros de anchura) que los pasos subterráneos, posibilitan el tránsito a plena luz y eliminan el ruido del tráfico con unas pantallas de madera opacas.

La población de lince en Doñana está superando la situación crítica experimentada años atrás ya que ha crecido en un 66 % el número de ejemplares hasta alcanzar los 77, el número de hembras territoriales ha aumentado un 54% y el de cachorros un 109 %, sin embargo, en los cinco años del Programa del Lince (2006 - 2011) se ha producido 20 accidentes de tráfico en los que han muerto linces, lo que supone el 80 por ciento de las muertes no son naturales.