Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La sanidad española será del todo universal

El Congreso aprueba la ley de salud pública que reconoce la asistencia sanitaria a todos los ciudadanos.- Desempleados sin prestación y autónomos estaban sin prestación

La comisión de Sanidad, Política Social y Consumo del Congreso ha aprobado hoy la Ley General de Salud Pública. La norma, que tiene que pasar ahora por el Senado, extiende el derecho a la asistencia sanitaria a todos los ciudadanos. Actualmente unas 200.000 personas, la mayoría parados sin prestación, personas que nunca cotizaron o lo hicieron en países sin convenio con España, o profesionales que tienen seguros con alguna mútua, están fuera del sistema de asistencia sanitaria gratuita.

La extensión a la sanidad pública gratuita para los parados de larga duración que han agotado el subsidio de desempleo se hará efectiva el 1 de enero de 2012. El resto tendrá este derecho a lo largo del año que viene. La medida, que fue aprobada por unanimidad, costará unos 100 millones de euros.

Más control

La ley, que a su paso por el Congreso ha recibido 274 enmiendas, reconoce el derecho a una cartera de servicios "básica y común" en el ámbito de la salud pública, que incluirá un calendario único de vacunación y una oferta única de cribados poblacionales. Además, establece que las autoridades vigilarán el impacto en la salud de la exposición a emisiones electromagnéticas, velarán por la seguridad alimentaria y estudiarán los riesgos relacionados con el trabajo y sus efectos sobre la salud.

La norma obligará, además, a las administraciones públicas a controlar la publicidad relacionada con la salud y a limitar todo lo que pueda suponer un perjuicio para ella.