Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Japón autoriza el primer reactor nuclear tras el desastre de Fukushima

La central nuclear, en la costa noroeste del país, operaba desde antes del terremoto del 11 de marzo en pruebas

La compañía Hokkaido Electric Power Co. (Hepco) ha conseguido la autorización del Gobierno de la prefectura de Hokkaido, en el norte de Japón, para operar con normalidad el reactor 3 de la central de Tomari (de 912 megavatios), que desde cuatro días antes del terremoto y tsunami del 11 de marzo que provocaron el desastre nuclear de Fukushima, estaba funcionando en pruebas, según ha informado hoy la agencia de noticias japonesa Kyodo News. Esta autorización elimina la incertidumbre sobre su estatus, en un país fuertemente dependiente de la energía nuclear y que tras el desastre ha disminuido su producción.

El cambio, en cualquier caso, no implica necesariamente un cambio en la situación de revisión de la seguridad nuclear que vive el país tras el desastre del 11 de marzo, ya que los 39 reactores (de un total de 54) que están desconectados en la actualidad deben someterse a pruebas de resistencia simuladas por ordenador que prueben su seguridad antes de volver al funcionamiento. Por otro lado, tras la aprobación del gobernador de Hokkaido, Harumi Takahashi, la puesta en marcha del reactor 3 de Tomari debe ser ratificada ahora por el ministro de Economía, Comercio e Industria, algo que se espera que ocurra en breve. El reactor funcionará hasta mayo de 2012, cuando deberá someterse de nuevo a las pruebas de resistencia necesarias para garantizar su seguridad.

Mientras tanto, el Gobierno continúa valorando el impacto económico que tendría el cierre de todos los reactores nucleares del país, que abastecía el 30% de la energía que consume Japón antes del peor desastre nuclear en los últimos 25 años. Las encuestas reflejan un apoyo de alrededor del 70% de los votantes a la visión de un futuro libre de energía nuclear del primer ministro, Naoto Kan, quien, en cualquier caso, se espera que abandone su puesto en las próximas semanas.

La parada fría de Fukushima podría retrasarse

La autorización del reactor 3 de la central de Tomari coincide con el anuncio, hecho hoy por Tokyo Electric Power (Tepco), compañía operadora de la planta de Fukushima, de que sus planes de parada fría de la malograda central podrían retrasarse. Los esfuerzos por descontaminar el agua que se utiliza para refrigerar los reactores se han retrasado continuamente por repetidas averías en los instrumentos de absorción de cesio, que han provocado fugas de agua y el mal funcionamiento de las bombas, y que amenazan con retrasar el proceso de estabilizar la planta.

"Es posible que la descontaminación no sea completada, como estaba planeado, a finales de año, aunque no hemos decidido todavía cambiar el objetivo. El retraso podría afectar al proceso de cierre", ha declarado un portavoz de la compañía a la agencia Reuters.

Por otro lado, Tepco ha confirmado que está probando un nuevo instrumento para descontaminar el agua radiactiva. Hasta el 9 de agosto, la compañía ha logrado procesar 42.000 toneladas de agua altamente contaminada, mientras otras 120.000 toneladas deben ser tratadas todavía.