Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Asesina a su mujer y luego se arroja al tren

La familia asegura que "el hombre amenazaba de muerte a la mujer frecuentemente", pero no existían denuncias previas por maltrato

Un hombre de 71 años se ha arrojando a las vías del tren a su paso por una pedanía de Murcia horas después de asesinar a su mujer de 75 que ha sido encontrada en su vivienda con heridas por arma blanca. La Policía encontraba el cadáver de Caridad E.P. en su domicilio del barrio murciano del Infante horas después del fallecimiento de su presunto asesino cuando intentaban notificárselo con una visita a la casa de ambos.

No había denuncias previas por maltrato, ni órdenes de alejamiento dictadas contra el marido de la víctima y el agresor no tenía antecedentes pero el entorno de la pareja ha confirmado que el individuo maltrataba a su mujer con frecuencia desde hace muchos años y le había pegado en numerosas ocasiones. Incluso, el presunto autor de los hechos, que padecía algún trastorno mental sin diagnosticar, ya la había amenazado con matarla y tirarse a la vía del tren con la intención de "salir en todos los periódicos".

"Ayer mismo les vimos jugando con los nietos en el parque", dice un vecino del infante que asegura que Pedro y Caridad eran "una pareja más o menos normal". De puertas para dentro los policías y psicólogos que han atendido a los familiares de la pareja han descubierto el contexto de amenazas de muerte que sufría la mujer. La policía ha trabajado desde el primer momento con el móvil de la violencia de género pero no se habían descartado el resto de posibilidades hasta los primeros testimonios de la hija que ha encontrado, junto a la policía, el cadáver de su madre.

El hallazgo del cuerpo de la mujer se ha producido cuando efectivos de la Policía y la hija del matrimonio han acudido a avisar a la mujer del fallecimiento de su marido en lo que, inicialmente parecía un accidente ferroviario. Los equipos de emergencias y los policías que han atendido al hombre en el lugar de los hechos han intentado ponerse en contacto con la mujer del fallecido que no contestaba a las llamadas de teléfono. Los agentes han contactado con una hija del matrimonio que ha sido requerida para acercarse a la casa familiar. Al entrar ha encontrado a la mujer muerta en el interior y ha necesitado asistencia psicológica al igual que los otros tres hijos de la pareja.