Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los docentes encerrados en Madrid quieren "abrir el diálogo" con Figar

200 personas se reúnen en el lugar para solidarizarse con la protesta

Los profesores y delegados sindicales encerrados en las dependencias de la Consejería de Educación de la calle madrileña de Vitruvio desde el pasado día 1 han expresado hoy su confianza en que "pronto" se abra la mesa de diálogo sobre los recortes anunciados en el sector por la Comunidad de Madrid.

Más de doscientas personas, según la Plataforma en Defensa de la Educación Pública, se han reunido a las puertas del lugar del encierro para solidarizarse con los seis delegados sindicales que llevan cuatro días dentro del edificio y para sumarse a sus reivindicaciones laborales, que también han apoyado con su presencia los responsables regionales de UGT, José Ricardo Martínez, y de CC OO., Javier López.

Manuel Méndez, de FETE-UGT, ha declarado que esperan seguir en su interior "hasta dentro de muy poco", si bien de momento no han obtenido ninguna respuesta de la consejera de Educación, Lucía Figar. "Si estamos realmente en un estado democrático pronto nos atenderán, en el momento en que la Comunidad de Madrid se abra al diálogo nosotros inmediatamente elegimos la mesa de negociación", ha comentado. En su opinión, la calidad de la enseñanza en la Comunidad no se puede perder por una "sinrazón" de "simplemente decir que no se quiere dialogar".

José, un profesor de Historia que se ha sumado a la concentración, ha denunciado el aumento de las horas lectivas de los docentes porque perjudicará los desdobles educativos, supondrá menos tiempo para tutorías, atención a la diversidad y preparar clases, y se prescindirá de miles de contratados, unos 3.000 sólo en Madrid.

Ha recordado que los docentes de primaria y secundaria seguirán trabajando 37,5 horas semanales pero con una distribución de tiempos distinta entre la dedicación lectiva, que aumenta, y la de otras funciones, que baja. "Si la consejera nos acorrala tendremos que defender el sistema publico", ha argüido

Javier López de CC OO ha exigido a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, que no "recorte servicios esenciales" ni pretenda ahorrar fondos públicos a costa de rebajar la calidad de la Enseñanza o de la Sanidad". Según Javier López, el gasto en Educación debería ser "prioritario" en estos tiempos de crisis en los que la calidad del sistema educativo "debería quedar al margen de los recortes que quiere aplicar el Gobierno regional". Para el secretario general de CC OO. de Madrid, el Ejecutivo regional tendría que "abrir un proceso serio de negociación" con los sindicatos y "dejar de poner en riesgo" el futuro laboral de los 3.000 profesores interinos que "ven amenazados sus puestos de trabajo con los planes del Gobierno de Esperanza Aguirre".

José Ricardo Martínez de UGT ha declarado que las medidas son "preocupantes y peligrosas", máxime cuando lo que se pretende es "un ahorro económico" que supondrá "el deterioro de la calidad de la enseñanza pública".

Algunos de los profesores que han participado en la protesta vestían camisetas verdes en las que se podía leer "Escuela pública para todos" y coreaban proclamas como "nos sobra Esperanza, queremos ilusión" y "Figar vete ya, vete ya, vete ya" ante la vigilancia policial presente en la zona.

La protesta continuará mientras prosiga el encierro y los miembros de esta plataforma, que han movilizado a la gente a través de las redes sociales, no descartan adoptar otras medidas de presión si fuera necesario