Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad Valenciana anuncia un plan de choque contra el fracaso escolar

Cada instituto firmará con la consejería un contrato-programa para recibir financiación adicional por resultados

El nuevo Gobierno valenciano de Alberto Fabra ha decidido coger el toro del fracaso escolar por los cuernos, en una comunidad donde el fracaso escolar ronda el 40%. El anunciado "plan de choque" contempla que cada instituto elabore su propio contrato-programa, para recibir financiación adicional en función de los propios objetivos fijados. Es decir, dinero a cambio de resultados, que pueden ser desde mayor número de graduados a mejor rendimiento en idiomas o en las pruebas de evaluación diagnóstica.

La apuesta del nuevo consejero de Educación, José Ciscar, por recuperar a los 160.000 jóvenes que en la última década han abandonado el sistema educativo sin el título de graduado pasa, además, por un contrato-programa para fortalecer la Formación Profesional, que este curso crece en 400 grupos y unos 10.000 alumnos, y por la elaboración de una nueva Ley de Formación de Adultos, para revertir la baja cualificación laboral de los parados mayores de 25 años.

De entrada, la Consejería de Educación de la Generalitat Valenciana sacará en enero próximo las primeras "pruebas libres" de acceso al Bachillerato, similares a las que ya funcionan para el acceso a la Secundaria.

La implantación de los contratos-programa era una exigencia de los propios directores de instituto, que han ido viendo cómo se disparaba la bolsa de fracaso escolar desde el año 2000, cuando estalló el boom de la construcción y del turismo de baja cualificación profesional, con el que muchos jóvenes se vieron tentados de dejar la escuela y ganar dinero fácil en un mercado que carecía de exigencias. Esto ha llevado a la Comunidad Valenciana y Baleares a pasar de figurar en una posición media del ránking de fracaso escolar en los 90 a liderar las tasas de abandono escolar prematuro en la última década.

"Tenemos un problema evidente de fracaso escolar y vamos a atajarlo", ha sentenciado hoy Ciscar en la rueda de prensa de inicio del curso escolar que comienza el jueves 8 para los 556.208 alumnos de Infantil y Primaria, y el 14 de septiembre para los 327.985 alumnos de ESO, FP y Bachillerato.