Un muerto en una explosión en un complejo nuclear en Francia

Las autoridades descartan el riesgo de fuga radiactiva.- La planta de Marcoule no alberga reactores

ANTONIO JIMÉNEZ BARCA | París 12 SEP 2011 - 15:23 CET

A las 12.00 del mediodía ha explotado uno de los dos hornos de que dispone el complejo nuclear de Marcoule (Gard), en el sur de Francia, llevándose por delante la vida de un operario e hiriendo a otros tres, uno de ellos de gravedad, y sumiendo a Francia, un país volcado en la energía nuclear, en la alarma.

Los bomberos y la policía acordonaron apresuradamente la zona y los cerca de 3.500 empleados que trabajan en el recinto nuclear fueron confinados mientras se investigaba el riesgo del accidente. Algunas noticias, contradictorias, alertaban en principio de peligro de fuga. Las radios y las televisiones francesas citaban la preocupación de los bomberos emplazados en el lugar del siniestro por el sesgo funesto de la explosión.

Una hora y media después, comprobados los primeros medidores, la Agencia de Seguridad Nuclear francesa confirmaba la ausencia de fuga radiactiva. El accidente, por lo tanto, carece de peligro para la población de los alrededores o el medioambiente.

El complejo nuclear de Marcoule no es una central nuclear. Por lo tanto, carece de un reactor. Sus dos hornos son de tratamiento de residuos y se encargan de limpiar y descontaminar material, con poca carga radiactiva, procedente de otras plantas nucleares. El horno que ha explotado reciclaba objetos metálicos.

Un portavoz de la empresa de energía EDF, de la que depende el complejo, ha especificado que lo ocurrido hay que enmarcarlo en "un accidente industrial" y no nuclear. Un periodista de radio explicaba desde Marcoule que ni siquiera veía humo. Los trabajadores del recinto comenzaron a salir de sus dependencias alrededor de las tres de la tarde.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha ordenado activar los "dispositivos políticos, administrativos y técnicos" para seguir y evaluar el accidente, según ha informado el Palacio de la Moncloa. Fuentes gubernamentales han precisado que no se ha convocado al gabinete de crisis pero que sus miembros están en alerta por si fuese necesaria su reunión.

Los ecologistas franceses han pedido "toda la transparencia y toda la información" sobre un incidente que volverá a poner de actualidad la energía nuclear en un país que celebra el año que viene elecciones, que cuenta con 58 reactores en su territorio y que extrae del átomo el 78% de su energía eléctrica.

Francia es el país más nuclearizado de Europa y tras el accidente de Fukushima (Japón), hace ahora seis meses, ha mantenido su apoyo sin fisuras a esta energía, al contrario que países como Alemania e Italia. En Alemania, la canciller Angela Merkel ha paralizado temporalmente su decisión de ampliar la vida útil de las centrales del país y ha anunciado que estas quedarán desconectadas antes de 2022. En Italia, que abandonó la energía nuclear en 1987, el desastre de Fukushima ha enterrado definitivamente el intento de Silvio Berlusconi de construir cuatro centrales.

Otras noticias

Vista aérea del complejo nuclear de Marcoule. / SEBASTIEN NOGIER (REUTERS)

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana