Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Tres mujeres mueren a manos de sus parejas

Un hombre mata a su mujer, de 38 años, en Arona y después intenta sin éxito quitarse la vida.- Un varón de 44 años se entrega a la Guardia Civil de Lora del Río tras matar a puñaladas a su expareja.- Otro hombre es detenido por la presunta implicación en la muerte de su esposa en Tarragona

Sevilla / Santa Cruz de Tenerife

Tres mujeres han muerto este fin de semana, víctimas de la violencia machista. Lucía M. se disponía a coger un tren para Sevilla con sus amigas la noche del sábado, cuando vio a su expareja en la estación. Nunca cogió ese tren. Su antiguo compañero le asestó varias puñaladas con un cuchillo hasta matarla, muy cerca de la estación de Lora del Río, localidad donde ambos habían convivido. "Intentó escaparse pero no pudo (...) la ha tirado y se ha hartado de darle puñaladas, y hasta que no ha respirado el último suspiro el tío no se ha ido", relató a Efe María Moreno, testigo de la brutal agresión. Los servicios de emergencia acudieron de inmediato al lugar, pero no pudieron salvar su vida. Moreno denunció que el agresor actuó con "premeditación y alevosía" porque había seguido a su expareja y ya anunció hace una semana que iba a matarla.

Lucía, de 47 años y con dos hijos, había presentado una denuncia por amenazas en la Guardia Civil el verano pasado, pero rechazó las medidas de protección. Tras el ataque, el agresor, de 44 años e iniciales J. J. S., huyó en su coche, aunque después se entregó a los agentes y confesó el crimen. La consejera de Igualdad y Bienestar Social andaluza, Micaela Navarro, alertó: "No hay que minimizar ningún riesgo. Cuando hay una amenaza existen graves riesgos de que se lleve a cabo".

La segunda víctima, Clementina M.G, de 38 años, falleció ayer en Arona tras ser presuntamente apuñalada por su marido, Luis Domingo M.A., de 54 años, quien presentó heridas por arma blanca en tórax y abdomen al, supuestamente, intentar quitarse la vida, por lo que se encuentra custodiado en un centro hospitalario en el sur de Tenerife. Los hechos ocurrieron en la madrugada del domingo en la zona de Las Rozas, cuando se recibió un aviso de que se necesitaba atención médica en un domicilio. El presunto agresor llamó al hijo adolescente de la pareja quien alertó a los servicios de emergencia. Al llegar, los médicos solo pudieron confirmar la muerte. Los vecinos se encontraban consternados ante el suceso ya que, aparentemente, era una pareja que nunca había dado muestras de problemas domésticos. Según la subdelegación del Gobierno en Canarias, no había presentado denuncias ni existía orden de alejamiento.

Además, la Guardia Civil detuvo ayer en Vinarós (Castellón) a un hombre por la presunta implicación en la muerte de su mujer, cuyo cadáver fue localizado en una casa de la familia de la víctima en Amposta (Tarragona), según Efe. La mujer desapareció de Vinarós el jueves pasado en circunstancias extrañas, ya que salió a comprar y no volvió.

A este domingo negro se suma la detención ayer, en Barcelona, por parte los Mossos d'Esquadra de una mujer como presunta autora de la muerte de su hijo, menor de edad, informa Efe. El compañero sentimental de la detenida fue quien alertó a la policía.