Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La enfermedad del alzhéimer, a debate en Madrid

El congreso Alzhéimer Internacional 2011 pretende avanzar en las causas, mejorar el diagnóstico y hallar tratamientos efectivos para esta enfermedad

El congreso Alzhéimer Internacional 2011, patrocinado por la Fundación Maragall y la Fundación Reina Sofía, ha sido inaugurado hoy por la Reina y las ministras de Sanidad y Ciencia en el Palacio de Congresos de Madrid. Según los organizadores, "este congreso nació para avanzar en las causas de esta enfermedad, mejorar el diagnóstico precoz y hallar tratamientos efectivos que permitan reducir el número de personas afectadas". Además, este año ha sido declarado el año internacional para la investigación del alzhéimer y las enfermedades neurodegenerativas.

El alzhéimer afecta ya a casi siete millones de personas en Europa y supera el medio millón de enfermos en España, donde incide en el 10% de los mayores de 65 años y en casi la mitad de los que superan los 85, según datos proporcionados por la ministra de Sanidad, Leire Pajín, en el acto inaugural. Además, "en todo el mundo hay ya más de 35 millones de afectados, y su número no hace más que incrementarse", ha relatado la ministra. Y "es más, las cifras actuales se habrán duplicado dentro de 20 años", ha aseverado.

El acto de inauguración, presidido por la Reina Sofía y repleto de científicos, familiares y médicos, ha comenzado puntual, con un auditorio atento. Salvador Victoria, primero en hablar y consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, ha destacado: "El aumento de la esperanza de vida es un hecho incontestable que refleja el triunfo del Estado de bienestar pero que, sin embargo, lleva asociadas algunas consecuencias que debemos abordar con eficacia, como es el aumento de la incidencia de enfermedades como la que hoy nos ocupa, una realidad a la que debemos de hacer frente con decisión", ha sentenciado el consejero.

Felipe Petriz, secretario de Estado de Investigación, ha afirmado: "Las partes que completan el consorcio que me honra presidir comparten la esperanza de encontrar nuevas vías. Nos enfrentamos a un doble desafío, averiguar las causas y la falta de medidas de detención precoz para afrontar el alzhéimer. Hay que recordar que vivimos en una sociedad cada vez más mayor. El tercer desafío es entender la carga económica que supone para familiares y cuidadores". Y ha añadido, "como bien dijo un cuidador, 'la soledad que sientes no se puede expresar con palabras". Diana Garrigosa, presidenta de la Fundación Maragall y esposa de Pascual Maragall, ha subrayado emocionada que desde la fundación se intentan cumplir dos objetivos: contribuir a la detención de esta enfermedad y que su lucha se considere una medida estratégica.

A continuación, Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación, ha recalcado: "Este congreso será, seguro, una oportunidad única para escuchar, intercambiar opiniones y buscar soluciones a uno de los retos más importantes a los que se enfrenta la sociedad global, el envejecimiento de la población y las consecuencias sociosanitarias de este proceso".

Según Garmendia, el Gobierno español está comprometido con la lucha contra el alzhéimer, y por ello Ciencia destina, a través de financiación de proyectos competitivos, más de 20 millones de euros a su investigación. Además, España ha querido reforzar recientemente sus capacidades investigadoras con dos iniciativas: apoyo a la actividad del Consorcio Alzhéimer 2011 -en colaboración con el sector privado- y la puesta en marcha del futuro Centro Nacional de Investigación e Innovación en envejecimiento, concretado en el protocolo de colaboración entre el Gobierno nacional y el vasco el pasado junio.

Pajín, además, ha resaltado que "debemos aumentar la intensidad de nuestros esfuerzos, tomar decisiones hoy para tener resultados mañana"; ha recordado que España está aumentando el número de centros que investigan y atienden a los pacientes con alzhéimer y elaborando la Estrategia para el abordaje de la Cronicidad en el Sistema Nacional de Salud (SNS), cuyo objetivo es "dar un salto en la atención temprana de la enfermedad hacia una atención centrada en la persona".

La Reina Sofía, encargada de cerrar el acto, se ha referido en su discurso "al aspecto humano de la enfermedad y la necesidad de que todos los enfermos de alzhéimer, que con su cariño y dedicación absoluta contribuyen de manera eficaz a paliar las consecuencias de esta enfermedad".