Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVM cierra septiembre con una deuda de 240 millones

El director de Radio Televisión de Madrid defiende "la libertad, pluralidad y neutralidad" del ente público

Radio Televisión de Madrid (RTVM) tenía una deuda de 245 millones de euros al cierre del pasado mes de septiembre, según ha informado su director general, José Antonio Sánchez, durante la comisión de control del ente público en la Asamblea de Madrid. El director ha dicho que el ente recibe de la Comunidad de Madrid "78,9 millones de euros". "Es un 60% inferior a lo que recibe la catalana y un 50% inferior a lo que recibe la andaluza", ha explicado.

Preguntado por su nómina, el director ha asegurado que cobra menos ahora que cuando era director general de Radio Televisión Española (RTVE). Este mes de septiembre, en líquido, ha cobrado 5.940 euros, cuando en su etapa al frente de RTVE su líquido a percibir era de 5.962 euros.

Durante la comisión, Sánchez ha afirmado además que no le corresponde a él decidir cuál debe ser el modelo de gestión de RTVM, sino que a él le corresponde la gestión del ente que debe mostrar la realidad de Madrid, España y el mundo de una "forma plural", desde un contexto de "libertad, con calidad y sin ser gravosa para el ciudadano". "Son los diputados de la Asamblea y el Gobierno de la Comunidad de Madrid quienes tienen que decidir el futuro de Telemadrid", ha dicho.

Sánchez ha señalado que lo que quiere para Madrid es una "televisión para todos donde quepan todos y con libertad". "Desde la pluralidad ideológica y social y con vocación de servicio al ciudadano", ha matizado el director, que ha destacado que quieren prestar un "servicio público, con libertad y pluralidad" sin renunciar a la "neutralidad", pero no frente a todo, en "contexto de libertad, con calidad y sin ser gravoso para el bolsillo del contribuyente".

Ante la inminente campaña electoral, Sánchez ha asegurado que actuarán "como siempre, ofreciendo una información objetiva y plural". "Nuestros informativos son un referente en la parrilla y gozan de una profesionalidad y prestigio. No vamos a permitir influencias externas y exigiré a los profesionales independencia, rigor, y responsabilidad en su trabajo", ha destacado el director.

Con la vista en las audiencias, Sánchez ha explicado que año y medio después del apagón analógico, Telemadrid tiene una audiencia muy mermada, lo mismo que todas las televisiones generalistas como consecuencia de una enorme fragmentación en la oferta. Además, ha indicado que la cadena "padece las consecuencias de unos ingresos publicitarios escasos".

No obstante, el portavoz de UPyD en la comisión, Luis de Velasco, no ha estado de acuerdo con este razonamiento, y ha considerado que esta baja de audiencia puede deberse a que, a su juicio, no se cumplen las características de "objetividad, pluralismo y servicio público".

La portavoz del PSOE en la comisión, Rosa Alcalá, ha destacado que en los últimos meses las cifras de audiencia no paran de bajar y ha cifrado en un 5,3 la del mes de septiembre, frente al 10 de Canal Sur o el 11,3 de la televisión gallega. La diputada ha señalado que defienden que RTVM sea un ente público en el que haya pluralidad de opiniones y ha echado en cara al director que en la cadena "se dedican a hacer oposición al Gobierno de la Nación y persiguen a los ayuntamientos de signo contrario al PP", cosa que Sánchez ha negado en su turno de réplica.

La réplica la ha dado la portavoz del PP en el órgano, Belén Bajo, que ha acusado a los diputados de la oposición de venir al Parlamento a "hacer demagogia" y ha destacado que la bajada de audiencia no atiende a que no haya pluralidad. Bajo ha añadido que RTVM es una televisión "regional que forma parte de España", y un "servicio público, que respeta la libertad y la pluralidad" que "no se pondrá de perfil ante el terrorismo, la injusticia y la desigualdad".