Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desaparecidos dos niños de dos y seis años en Córdoba

Los niños se extraviaron mientras jugaban bajo la vigilancia de su padre.- La madre, en trámites de separación, ha declarado durante toda la noche y se descarta su implicación en la desaparición

Ruth y José Bretón Ortiz, dos hermanos de seis y dos años, desaparecieron la tarde del sábado en Córdoba. Ambos se encontraban con su padre en un parque de la ciudad. El hombre asegura que, en un momento dado, poco después de las cinco de la tarde, perdió de vista a los críos. Desde entonces no se ha vuelto a saber de ellos. La niña vestía unas mallas y una blusa rosa y el pequeño unos pantalones y una camiseta beige.

Los niños viven y están escolarizados en Huelva. Allí residen también sus padres, aunque están en proceso de separación. Los críos están a cargo de su madre, pero, gracias a un acuerdo verbal, los fines de semana los pasan con su padre, según han explicado fuentes familiares. Esta vez, el padre decidió llevarse a los niños el fin de semana a Córdoba, donde viven unos abuelos y unos tíos de los críos. "Era la segunda vez que lo hacía y la madre estaba al corriente", señala Ana Navarro, familiar de la mujer.

En el momento de su desaparición, los niños estaban con su padre en el parque Cruz Conde, una gran zona verde de 14 hectáreas. El padre presentó la denuncia sobre las siete menos veinte de la tarde y agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local se desplegaron por la zona para buscar a Ruth y José. Junto al parque se encuentra un área llamada La Ciudad de los Niños, un área reservada para atracciones infantiles como columpios y toboganes. Cerca de esa zona se sitúa un ramal del río Guadalquivir, donde la policía buscó también a los dos menores. Las batidas no dieron resultado. Incluso los taxistas colaboraron en sus trayectos buscando a los pequeños. Pero tampoco hallaron nada.

La policía trabaja sin descartar ninguna hipótesis. En un primer momento, se barajó la posibilidad de que la desaparición estuviese relacionada con una posible disputa entre los progenitores por la custodia, ya que están en proceso de separación desde hace poco menos de un mes. Pero, según informó la agencia Efe, la madre declaró ante la policía ayer de madrugada, en Huelva, después de recibir una llamada de los agentes de Córdoba alertándole de la desaparición. Durante el interrogatorio, negó que se llevara a sus hijos.

Tras declarar en Huelva, la madre y sus familiares viajaron a Córdoba. Una portavoz oficial de la policía señaló ayer por la tarde que ambos progenitores y sus familias están colaborando intensamente con los investigadores. No obstante, fuentes de la familia de la madre reconocieron que su contacto con los parientes del padre es mínimo. "Solo le hemos visto una vez, en comisaría, después de prestar declaración. Nos dijo lo que había contado y ya está".

Ana Navarro, familiar de la madre, aseguró ayer que, aunque el padre no encajó bien la separación, solicitada por su excompañera, la relación entre ambos era "cordial y trataban de hacerlo todo civilizadamente. Ella sabía que el padre iba a llevar a los niños a Córdoba, como había hecho antes y no había problema", añadió.

Las pesquisas de ayer se centraron sobre todo en interrogar a los más allegados a los niños. Fuentes oficiales de la policía señalaron que las batidas se habían suspendido en la zona del parque. Los familiares de los pequeños se encuentran anímicamente destrozados, según señalaron algunos de ellos. Tíos y tías de los dos hermanos se desplegaron por la ciudad en partidas de búsqueda. También iban cargados de carteles con las caras de Ruth y José fotocopiadas, así como el número de la Comisaría de Córdoba, para pegarlos por paredes y farolas, especialmente del centro de la ciudad.

"La policía nos ha recordado que las primeras 48 horas son vitales en estos casos", señalaba Estanislao Ortiz, tío de los menores. "Por eso, nos han dicho que mantengamos la calma, que no aventuremos hipótesis y que seamos muy prudentes en las declaraciones que hacemos a los medios de comunicación". Ortiz, junto a otros familiares, seguía ayer por la noche buscando a Ruth y a José.