Fiscalía y acusación particular recuerdan que los acusados han evitado localizar a Marta

El juez suspende la vista hasta mañana para analizar las cuestiones previas planteadas.- La defensa considera ilegales las escuchas telefónicas a Delgado

JAVIER MARTÍN-ARROYO / REYES RINCÓN Sevilla 16 OCT 2011 - 07:00 CET

Tanto la fiscalía como la acusación particular presentes en el juicio por el caso Marta han recordado esta mañana que los cuatro acusados han impedido encontrar el cuerpo de la joven sevillana. Ambas partes han realizado un recorrido por los hechos que consideran probados y que condensan el sórdido crimen protagonizado presuntamente por Miguel Carcaño y el entonces menor Javier G., El Cuco. A continuación, la acusación particular ha planteado a los magistrados que estudie elevar al Tribunal Constitucional una cuestión de inconstitucionalidad por existir dos juicios para este crimen, uno para el menor y otro para los cuatro adultos. Sobre esta cuestión, tanto la fiscalía como las defensas se han opuesto al entender que no es el momento propicio para plantear dicha cuestión de inconstitucionalidad.

El precedente dará probablemente fuerza psicológica a los cuatro acusados

Mientras, la defensa de Javier Delgado ha estimado que las escuchas de las llamadas telefónicas son ilegales, pero la fiscalía ha mostrado su desacuerdo porque estas "no vulneran derecho alguno".

El tribunal ha suspendido la primera sesión del juicio hasta mañana para resolver todas las cuestiones previas planteadas por las partes intervinientes.

Las cuestiones previas han incluido la petición para que declare en el juicio el comisario Manuel Piedrabuena, que dirigió las investigaciones policiales desde que se creó el operativo de búsqueda en el río Guadalquivir para buscar el cadáver de Marta. Además, otro abogado se ha quejado por no haber podido acudir a las sesiones del juicio al menor El Cuco. "Llegamos con desigualdad de armas", ha lamentado el letrado José Antonio Salazar.

El juicio a los cuatro adultos acusados por el crimen de la menor Marta del Castillo ha comenzado a las 10.30 en la Audiencia Provincial de Sevilla. El secretario del tribunal ha comenzado leyendo los escritos de acusación de la fiscalía y la acusación particular, en el turno de las cuestiones previas. Esta mañana los primeros en llegar han sido Javier Delgado y su novia María García a las 8.55 y a las 9.40 ha acudido Samuel Benítez. Cinco minutos después la Guardia Civil trasladaba a Miguel Carcaño hasta la Audiencia desde la prisión de Morón de la Frontera (Sevilla).

Más de dos años tras la desaparición de Marta, hoy se inicia la vista oral sin que el cuerpo de la joven haya sido hallado. Serán 20 sesiones hasta finales de noviembre, pero entre hoy y el miércoles el tribunal interrogará a los imputados para ver si despejan la gran incógnita del paradero del cadáver. Ante tantas versiones y mentiras sobre el crimen, el margen de sorpresa es amplio. Tras una procelosa instrucción, finalmente los imputados afrontan desde hoy una petición del fiscal de penas que oscilan entre los cinco y los 52 años de cárcel. Ante el tribunal declararán 90 testigos y 15 peritos.

La vista oral está marcada por la sentencia absolutoria que un juez de menores dictaminó sobre Javier G. El Cuco, al que absolvió del asesinato y violación de Marta, y que le aparta de un relato el crimen que fundamenta tanto el escrito del fiscal como la acusación particular ejercida por la familia de la menor. De este modo, existe la posibilidad de que se den dos sentencias contradictorias sobre un mismo caso. La condena de El Cuco se redujo a una pena de tres años de internamiento por encubrimiento e ignoró el testimonio de Carcaño como prueba clave.

En este segundo juicio, el fiscal solicita 52 años de cárcel por violación y asesinato para Carcaño. A los 20 años como autor del asesinato y 30 por dos delitos de violación (uno como autor y otro como cooperador necesario), el ministerio público añade un delito contra la integridad moral por esconder el paradero del cadáver, penado con dos años de cárcel. Para su amigo Samuel Benítez, su hermano Javier Delgado y la novia de este, María García, el fiscal pide tres años de prisión como autores de un delito de encubrimiento y dos por el delito contra la integridad moral. El fiscal considera probados los "perjuicios psicológicos" que sufrieron los padres, después de que dos médicos forenses reconocieran sus lesiones psicológicas y psíquicas que el crimen les había producido. A Javier Delgado, además, le acusa de un delito de amenazas condicionales (tres años más de cárcel, que suman ocho en total), por la coacción que supuestamente ejerció sobre El Cuco.

Según el ministerio público, el rastreo para encontrar el cuerpo en el río Guadalquivir, un vertedero de basura y una zanja del municipio de Camas costó 616.319 euros al Estado. La fiscalía exige que los acusados paguen solidariamente (entre los cuatro) al Ministerio del Interior esta cantidad.

Acreditados 40 medios y 150 periodistas

El juicio tendrá una gran cobertura de los medios de comunicación, pendientes de cada giro, especialmente en las declaraciones de los cuatro inculpados, previstas para las tres sesiones de esta semana hasta el próximo miércoles. Unos 150 periodistas de 40 medios de comunicación están acreditados, una elevada cifra pero aún lejos de los 300 periodistas presentes en el inicio del juicio del caso Malaya en la Audiencia de Málaga.

Al margen del protagonismo de los inculpados por sus continuos cambios de versiones sobre el crimen, que tuvieron en vilo a los investigadores, la familia y la opinión pública, los medios de comunicación han estado marcados por la polémica. La Fiscalía de Sevilla censuró la aparición de menores en dos programas de televisión, unas intervenciones que hicieron saltar las alarmas sobre un espectáculo que recordó al caso de las niñas de Alcàsser.

Mientras, la gran incógnita de la vista oral será si el enigma del paradero del cadáver de Marta será despejado. "El caso es excepcional en la historia criminal de España por el comportamiento de Carcaño, digno de estudio para analizar por qué actúa de esa manera", reflexiona Manuel Caballero, abogado del acusado Samuel Benítez.

Los informes biológicos, las huellas dactilares... hasta la última coma sobre las pruebas aportadas será estudiada en la sentencia de la Audiencia, para ver si responde a los enigmas creados y analizar cómo sortea el problema generado por el anterior proceso que absolvió al menor de asesinato y violación. "Todos los ciudadanos quieren la máxima pena por el sufrimiento creado a la familia por los inculpados, pero esto no debería condicionar al tribunal", subrayan fuentes del caso. Tanto la sentencia previa del juez de menores como las páginas y páginas publicadas en la prensa complican el cometido.

Cronología

- La desaparición. La tarde del 24 de enero de 2009 Marta del Castillo, de 17 años, sale con su exnovio Miguel Carcaño y no vuelve a casa.

- Primeros detenidos.

Tras 21 días de búsqueda, la policía detiene el 13 de febrero a Carcaño y a su amigo Samuel Benítez. Ambos confiesan que el primero de ellos mató a la chica y el otro le ayudó a tirar el cadáver al río. Empieza la minuciosa búsqueda en el río Guadalquivir.

- Un menor implicado. Dos días más tarde, es detenido Javier G., de 15 años, que confiesa que ayudó a deshacerse del cadáver. También implica al hermano de Carcaño, Javier Delgado.

- Samuel se exculpa. Mientras Miguel Carcaño ratifica ante el juez su versión, su amigo Samuel Benítez asegura no tener nada que ver en los hechos y dice que confesó bajo acoso policial. Unos días después, también se exculpa el menor.

- Violación. Miguel Carcaño pide declarar otra vez ante el juez y cambia su versión. Cuenta que junto al menor violaron y mataron a Marta y arrojaron su cuerpo a un contenedor. El juez ordena suspender el rastreo en el río Guadalquivir y empezar a buscar el cuerpo en un vertedero de basuras.

- Ya hay pruebas. Tres días después, la policía afirma que tiene "pruebas irrefutables" contra los detenidos.

- Fin del internamiento. En noviembre de 2009, El Cuco agota el plazo máximo de internamiento preventivo y es trasladado a un piso tutelado a la espera de juicio.

- Juicio y sentencia. El menor es juzgado por violación y asesinato en febrero de 2011. La sentencia le absolvió de estos delitos y le condenó por encubrimiento.

- Comienza el juicio. Mañana 17 de octubre se inicia el proceso contra los cuatro acusados adultos. La Audiencia de Sevilla prevé 20 sesiones hasta finales de noviembre para dar un veredicto del caso tras la sentencia absolutoria del menor.

Otras noticias

Los padres de Marta del Castillo llegan a la Audiencia de Sevilla esta mañana. / ALEJANDRO RUESGA

FOTOGALERIA: Juicio por el 'caso Marta'

Los padres de Marta atienden a los medios de comunicación / ALEJANDRO RUESGA

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana