Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía instala botones antipánico en los ordenadores de los centros sanitarios

Los profesionales teclearán una combinación de letras para alertar de una situación de riesgo

Todos los ordenadores del centro de salud de Huerta de la Reina, en Córdoba, ya tienen instalado el denominado botón antipánico, un sistema informático diseñado para que los profesionales puedan alertar a los compañeros de su centro en caso de que sufran alguna situación de riesgo. La alarma se activa tecleando una combinación de dos letras que hace que se envíe un mensaje instantáneo de alerta al resto de equipos informáticos.

Antes de su extensión a todo el sistema sanitario público andaluz, la nueva herramienta se está probando en centros de Málaga y Córdoba desde aproximadamente un año. Durante este tiempo, se ha instalado el botón antipánico en 164 terminales de centros de atención primaria, aunque hasta la fecha no ha sido necesaria su activación en ninguno de ellos. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) va a empezar a instalarla ya en todos sus centros y la previsión es que antes de final de año se haya generalizado esta herramienta.

Cuando el profesional activa la alerta, aparece un mensaje en el resto de equipos del centro en el que se identifica el ordenador desde el que ha sido emitido el aviso. Esta alarma podrá además recibirse mediante correo electrónico en un buzón predefinido para este fin, a fin de que quede constancia de la misma. En el ordenador emisor del aviso no aparece ningún mensaje en pantalla para no alertar al posible agresor.

Este sistema está recogido en el Plan de Prevención y Atención contra las Agresiones, impulsado en 2005 por la Consejería de Salud, que establece un protocolo de actuación, en el que se recomienda a los profesionales qué hacer ante una agresión física o verbal.

La primera medida que se aconseja es solicitar ayuda a una tercera persona (personal de seguridad o un compañero) para manejar la situación y, al mismo tiempo, para que pueda ser testigo de los hechos. Si la situación persiste, se recomienda avisar a los cuerpos de seguridad para que se personen en el centro y notificar el hecho al responsable del centro sanitario.

Asimismo, el Plan incluye la defensa y asesoría jurídica en los casos de agresiones para los profesionales del sistema sanitario público de Andalucía. En los primeros ocho meses del año se han realizado un total de 192 asistencias por parte de los letrados del SAS a profesionales que han sufrido una agresión. En este mismo periodo, se han recibido 118 sentencias de condena a agresores de profesionales sanitarios, de las que 8 han sido condenas por delito de atentado. De enero a septiembre de este año, se han registrado un total de 197 agresiones físicas a profesionales de la sanidad pública andaluza.