Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Las audiencias de estas elecciones generales anotan una bajada con respecto a las de 2008

Los especiales informativos de las cadenas generalistas solo lograron enganchar a 7.846.000 personas frente a las 10.040.000 que siguieron los comicios anteriores

Dos de cada tres españoles -el 65% de la población mayor de 4 años- se sentó anoche a seguir por televisión el análisis de la jornada electoral, según un estudio de Barlovento Comunicación con datos de Kantar Media. TVE se hizo con la mayoría absoluta en cuestión de audiencias con el especial presentado por Pepa Bueno, Ana Blanco y Ana Pastor. El programa registró un 15,7% de cuota de pantalla y 2.979.000 espectadores durante sus cinco horas de emisión, entre las 19.30 y las 00.30.

Tras el triunfo de la pública, el despliegue de Antena 3, con Lourdes Maldonado y Matías Prats al frente, ha sido el líder de las cadenas privadas con un 10,4% de share y casi 2,2 millones de seguidores (2.198.000). El programa ha logrado una ventaja de cuatro puntos y más de 800.000 espectadores respecto al que ofreció Telecinco de la mano de Pedro Piqueras e Isabel Jiménez, que se han conformado con un 6,4% de cuota de pantalla y 1.381.000 espectadores entre las 21.00 y las 22.30. Les sigue laSexta, que apostó por un especial de Al Rojo Vivo, con Antonio García Ferreras que, entre las 19.45 y las 00.30, solo tuvo el respaldo de 523.000 seguidores y un 2,7% de share.

La jornada electoral logró igualar el récord de consumo televisivo del año, con 300 minutos

El 65% de la población española -mayor de 4 años- se sentó anoche a seguir por televisión el análisis de los comicios

En la TDT, la cobertura de Intereconomía fue la más competitiva con El gato al agua, que reunió un 2,9% de cuota de pantalla y 545.000 espectadores, justo por detrás quedan el Canal 24 Horas (2,1%), Veo7 (0,5%) y 13TV (0,5%).

Es difícil saber con exactitud cuánta audiencia reunieron en conjunto los especiales de La 1, Antena3, Telecinco y laSexta, puesto que comenzaron en horarios distintos, pero durante la franja entre las 20.57 y las 22.30, estas cuatro cadenas generalistas reunieron frente al televisorocho millones de personas, con un 38,2% de share. Este dato orientativo queda muy por debajo de los 10 millones de espectadores de media que siguieron los despliegues informativos que emitieron cadenas generalistas en las pasadas elecciones generales (2008). Aún así, el interés por el resultado de los comicios, se demostró en el consumo de televisión, que aumentó "ligeramente" tras el cierre de los colegios electorales (20.00) en comparación con otros domingos de este año: alrededor de 20,4 millones de personas vieron la pequeña pantalla durante la noche electoral, frente a las 19,4 millones de personas del pasado domingo. También en la franja de madrugada se registró un aumento de consumo, de 8,5 millones de personas, frente a los 7,4 millones del mismo día de la semana anterior. Además, la jornada electoral logró igualar el récord de consumo televisivo del año, con 300 minutos.

Las otras apuestas de la noche

Antena 3 y Telecinco mantuvieron en prime time dos apuestas firmes tras sus respectivos especiales electorales. Los vampiros de Luna Nueva ganaron el pulso a Aída, con una media de 3,4 millones

de espectadores (3.435.000) y el 20,6% de cuota de pantalla, aventajando a la serie de Paco León y Carmen Machi en más de 9 puntos y 1,2 millones de espectadores.