XXVI Semana Monográfica de la educación

La educación del futuro será digital y autodidacta

Un coloquio entre empresarios celebrado en la sede de Fundación Santillana desmonta el sistema actual de enseñanza

AURORA MUÑOZ Madrid 25 NOV 2011 - 22:00 CET

La XXVI Semana Monográfica de la educación que se ha celebrado estos días en la sede madrileña de Fundación Santillana se ha cerrado con una charla de salón. Javier Nadal, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, Javier Rodríguez Zapatero, director general de Google para España y Portugal, y Carlos Grau, director de Sector Público y Educación de Microsoft Ibérica S.L.R. se han acomodado alrededor de una mesa baja para compartir su visión sobre lo que la escuela actual tiene que aportar al mundo empresarial. El buenismo se escapa a su discurso implacable, que dinamita las bases de la escuela tradicional.

"La educación ha perdido el monopolio en la transmisión de conocimientos y corre el riesgo de perder toda la relevancia", advierte el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica. Nadal opina que, por primera vez en la historia, el sistema educativo no responde a la realidad de su tiempo. "Ya no tiene sentido formar solo en contenidos. Nuestro mundo va a cambiar tanto en los próximos 30 años que las aptitudes serán lo único que quede de su aprendizaje", añade.

Los tres empresarios insisten en que el uso de las TIC en las aulas debe estar orientado a dotar a los estudiantes de capacidades que les sean útiles para su acceso al mercado de trabajo. "Los escolares de hoy serán los trabajadores del mañana y no estoy seguro de que sepan lo que les espera", se cuestiona el director general de Google para España y Portugal. "En mi compañía buscamos a gente curiosa y flexiva, sin embargo yo sigo encontrándome con universitarios cuya mayor ambición es convertirse en funcionarios", cuenta con disgusto. Rodríguez Zapatero defiende que nadie debería acabar su vida laboral sin haber pasado por al menos 14 empleos distintos. "Los jóvenes tienen que estar abiertos al cambio y, desde luego, es complicado que lo logren si se pliegan al modelo de una escuela que no ha variado desde la revolución industrial. Miren el caso de Steve Jobs, que nunca acabó la universidad. Era un sistema tan lineal que no estaba listo para que triunfara allí una persona que conjugaba muchos estímulos externos", apunta.

El director de Sector Público y Educación de Microsoft Ibérica S. L. R. da un paso más allá y anima a los chicos a que sean autodidactas. "Las nuevas tecnologías tienen la capacidad para ofrecer contenidos personalizados, de manera que uno puede formarse casi a la carta. Simplemente fotografiando un monumento y subiendo la instantánea a una aplicación de un teléfono inteligente podemos recuperar en unos segundos un montón de datos sobre lo que estamos viendo", señala Carlos Grau, que no teme a la falta de concreción o incluso de veracidad de esa información. Rodríguez Zapatero lo apoya: "No hay que tener tantos miedos. Yo creo en la sabiduría colectiva. Los usuarios de la Red trabajan de forma colaborativa y si un contenido es erróneo, acaba identificándose".

"Lo problemático será que sigamos haciendo las mismas cosas pero con PC", apuntilla el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica. Nadal considera que una vez que se normalice la presencia de equipos informáticos en los colegios desaparecerán muchos temores y se creará un marco regulatorio propio. "Las TIC son muy darwinianas. Es cierto que ahora recordamos menos teléfonos que antes, pero eso no nos hace peores. Solo nos hemos adaptado a nuestro entorno y utilizamos nuestras capacidades para otras cosas", concluye.

Otras noticias

Una oficina de empleo en Madrid. Un joven busca ofertas laborales en su ordenador mientras espera la cola, una opción muy extendida. / SAMUEL SÁNCHEZ

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana