Tiroteada en Ciudad Juárez una activista contra los feminicidios

Norma Andrade, que recibió varios disparos, permanece en estado grave

Guadalajara (México) 4 DIC 2011 - 13:56 CET

Norma Andrade, en una imagen de 2004. / EDUARDO VERDUGO (AP)

La activista Norma Andrade, una de las fundadoras y dirigentes del grupo Nuestras Hijas de Regreso a Casa, que denuncia la violencia contra las mujeres  en Ciudad Juárez, se encuentra hospitalizada en estado grave con lesiones en el tórax y en un hombro tras ser tiroteada la tarde del viernes por un supuesto grupo de delincuentes a la salida del trabajo. Ciudad Juárez, de 1,3 millones de habitantes, en el Estado de Chihuahua, al norte de país, es considerado uno de los lugares más violentos de México y se hizo tristemente célebre en la década de los noventa por las desapariciones y brutales asesinatos de mujeres.

Norma Andrade se hizo activista tras el secuestro y asesinato en febrero de 2001 de su hija Lilia García, de 17 años, por presuntos narcotraficantes y es madre también de Malú García, directora de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, quien vive exiliada con sus hijos en la capital mexicana después de recibir amenazas de los carteles de la droga y de que su casa fuese incendiada por hombres armados. Su organización ha denunciado insistentemente ante las autoridades de Chihuahua la existencia de una red de trata de adolescentes ligada al cartel de Juárez. Hace poco más de una semana, García solicitó a las autoridades estatales y federales protección para ella y su familia.

La Fiscalía General de Justicia de Chihuahua confirmó que la activista recibió varios impactos de bala mientras se disponía a subirse a su automóvil y atribuyó el ataque a un intento de robo del vehículo. Sin embargo, su hija Malú García aseguró que el ataque fue en realidad un intento de asesinato por parte del crimen organizado. "La agresión fue intencional y los responsables son los mismos que me amenazaron a mí, están ligados al cartel de Juárez", afirmó. García añadió que el coche de su madre, un Ford Escort de 1990, es de poco valor.

La Red Nacional Todos los Derechos para Todas y Todos ha exigido a las autoridades de Chihuahua esclarecer el caso. Por su parte, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de este Estado condenó el atentado y pidió a la fiscalía que reforzara la vigilancia policial en el hospital donde se encuentra Andrade.

En los últimos dos años cinco activistas han sido asesinados por el crimen organizado y 12 han abandonado el país, según la CEDH de Chihuahua. El caso más reciente es el de Susana Chávez, poeta y activista, creadora del lema Ni una más para protestar contra los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, más de 500 desde 1993, la gran mayoría impunes. Chávez fue violada, mutilada y asesinada el 11 de enero de este año por tres jóvenes, uno de ellos, menor.

Un mes antes había perdido la vida Marisela Escobedo frente a la sede del Gobierno de Chihuahua cuando pedía justicia por el homicidio de su hija, cuyo asesino confeso fue liberado por los jueces. Otro asesinato que sacudió a Ciudad Juárez fue el de Josefina Reyes. Exalcaldesa izquierdista de un municipio vecino y luchadora social durante más de dos décadas, fue acribillada por un grupo de hombres cuando circulaba por una carretera. En noviembre de 2010, Flor Alicia Gómez, de Justicia para Nuestras Hijas, fue violada y asesinada. En septiembre de un año antes, Paz Rodríguez Ortiz, fundador de una asociación pro derechos humanos, fue tiroteado mortalmente frente a su esposa.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana