Presos de California pagarán por su estancia en la cárcel

El condado de Riverside cobrará unos cien euros diarios a cada reo para paliar su déficit

Los internos con pocos recursos que deban mantener a sus familias quedarán eximidos

El centro de detención Robert Presley de Riverside. / MONICA ALMEIDA (THE NEW YORK TIMES)

En el condado de Riverside, en California, los delincuentes pagan por sus infracciones. Literalmente: no solo van a la cárcel, además pagarán 142,42 dólares (107'7 euros) por estancia diaria en prisión. ¿Un mes en chirona? Serán 4.272 dólares. ¿Un año? En total, 51.983 dólares, una cantidad superior al sueldo medio de una familia estadounidense, según datos del censo gubernamental. No se trata de una propuesta minoritaria o un plan con pocos visos de prosperar. Lo aprobó el mes pasado el Gobierno del condado, con un voto unánime. Entrará en vigor antes de final de año.

La ordenanza la presentó el supervisor (concejal) Jeff Stone, republicano, que tiene un lema propio que ha encontrado bastante predicamento en el condado: “En Riverside si cometes un delito, vas a la cárcel y además pagas por ello”. El precio de 142,4 dólares por día proviene de calcular todo un cúmulo de gastos en los que los presos incurren: alojamiento en la cárcel, tres comidas diarias, visitas de familiares y abogados, tratamiento médico y acceso a teléfono, entre otros. Hay cinco cárceles locales en el condado de Riverside, que cuenta con dos millones de habitantes.

El Gobierno del condado espera
recaudar con la medida entre seis
y siete millones de dólares al año

En realidad, el voto en Riverside a favor de cobrar a los presos es una reacción a una orden del Tribunal Supremo federal del pasado mes de mayo. Esa instancia judicial dictaminó que el sistema de prisiones estatales de California estaba masificado y necesitaba librarse de 30.000 reos. Algunos, los menos, fueron puestos en libertad y otros fueron trasladados a cárceles locales, con los subsiguientes problemas de masificación y aumento del coste para los condados que las gestionan. En este momento, las prisiones de Riverside están al 93% de su capacidad total. El año pasado estaban al 85%. El condado tiene un déficit presupuestario de 80 millones de dólares.

“La ordenanza impulsada por el supervisor Stone exige el pago a aquellos presos que puedan permitírselo. No se cobrará a los que estén en un nivel de indigencia”, explica a este diario su jefe de Gabinete, Verne Lauritzen. “Con esto pretendemos dos cosas: que el sistema de prisiones sea autónomo, que se autofinancie, y que aquellos que cometen un crimen sepan que tendrán que rendir cuentas de una forma plena, que sepan que además van a tener que costearse su estancia en prisión. Hay un elemento claramente disuasorio”.

Las leyes del Estado de California permiten que se le cobre a un preso su encarcelación, por la carga económica que ello supone para el erario. Según el Código Penal californiano, hay una serie de factores que condicionan la medida: que el preso no tenga obligaciones pendientes, como pagos de pensiones a familiares; que esté en una situación económica que le permita mantenerse a él y a su familia en el plazo de un año tras el encarcelamiento, y que se encuentre en facultad de poder encontrar empleo tras su salida de la cárcel, entre otros.

Las autoridades calculan
que al menos un 25% de los
presos podrá asumir el pago

El Gobierno del condado calcula que al menos un 25% de los presos podrá pagar por pasar por la cárcel. En total, se podrían recaudar entre seis y siete millones de dólares anualmente. Según explica el jefe de Gabinete Lauritzen, es una medida específicamente destinada a infractores y delincuentes de estancias limitadas. “Por ejemplo, si conduces tu BMW bebido, y la policía te detiene, y vas a pasar un par de días en prisión, es normal que pagues por ello”, asegura. Además, añade que el Gobierno de Riverside está considerando que los presos que no puedan permitirse el pago realicen trabajos comunitarios compensatorios.

Riverside no es el primer condado en tomar una medida de este calado. Ya lo hicieron previamente otros, menos poblados, como el de Trinity o el de Glenn. Ambos cobran, sin embargo, precios sustancialmente menores: 20 y 59 dólares por día, respectivamente. En Riverside, al este de Los Ángeles, hay un consenso entre políticos y fuerzas del orden sobre la adecuación del cobro. El Gobierno de California está redirigiendo a las cárceles de Riverside presos que deberán cumplir allí, de media, dos años de sus condenas. Hasta la fecha, la media que los reos han pasado en esas prisiones es de un año. El coste total para los recién llegados puede ser de, media, unos 103.966 dólares. Una pequeña fortuna.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana