Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La población española registra su menor subida en este siglo

La cifra de habitantes se sitúa en 47.190.493, un 0,4% más

La población española se estanca. A lo largo de 2010 solo aumentó en 169.462 personas, según las cifras oficiales aprobadas ayer por el Consejo de Ministros. El número de empadronados se sitúa en 47.190.493, un 0,4% más que en un año antes. Es la menor subida desde que empezó este siglo.

La cifra aprobada esta mañana es la oficial a fecha de 1 de enero de 2011. Refleja los movimientos de 2010, en los que se dejaron sentir ya las consecuencias de la crisis: ha forzado el descenso del ritmo de las llegadas —la fuente principal del gran crecimiento demográfico desde finales de los años noventa— y el repunte de la emigración. Aunque todo indica que en 2010 las entradas todavía superaron a las salidas, a partir de 2011 la tendencia se invierte, según las previsiones del Instituto Nacional de Estadística, que proyecta un descenso sostenido de la población en la próxima década. Solo para este año prevé la salida de unas 580.000 personas, una cifra superior a la de llegadas.

El INE cree que habrá un descenso poblacional en la próxima década

Los datos oficiales aprobados ayer reflejan que cuatro comunidades autónomas pierden habitantes: Aragón (802 personas menos), Asturias (2.854), Castilla y León (1.052) y Galicia (2.231). Las mayores subidas, en términos relativos, corresponden a Cataluña y Navarra (un aumento del 0,8%). Les siguen Murcia y Baleares (0,6%).

A falta de que se publiquen los datos pormenorizados, todo indica que la población extranjera se mantiene en 5,7 millones (en torno al 12,2% de la población total).

Las nacionalidades con mayor presencia son la marroquí, rumana, británica, ecuatoriana y colombiana. A continuación se sitúan bolivianos, alemanes, italianos, búlgaros y chinos. Sin embargo, se prevé una ligera caída de la población foránea (en torno a 17.000 personas menos) debida en parte a las nacionalizaciones de extranjeros, a tenor del avance publicado por el INE en abril.

En ese documento se señala que las comunidades con mayor aumento de extranjeros en términos absolutos son Andalucía, País Vasco y Extremadura. Los mayores descensos se registran en la Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Cataluña.